Asesinan a balazos a joven en Linares

Los informes señalan que un hombre lo seguía y cuando intentó esconderse en un taller mecánico recibió dos balazos y cayó boca abajo. 
El taller donde pensaba esconderse la víctima.
El taller donde pensaba esconderse la víctima. (Foto: Especial)

Linares

Un joven padre de familia fue asesinado por un hombre de aspecto atlético cuando pretendía esconderse en un taller mecánico, en el municipio de Linares.

El evento sucedió la tarde del viernes en la calle Lampazos, en Infonavit Río Verde, al norte de la citada ciudad. 

La policía informó que la víctima mortal fue identificada por familiares como Édgar Iván García Arévalo, de 19 años de edad, quien vivía frente al taller mecánico.

Fue por la calle Lampazos, en el número 1106, donde fue asesinado con una pistola calibre 9 milímetros; en el área se encontraron dos cartuchos percutidos de esta arma.

Los testigos contaron que Édgar Iván corría y a distancia lo seguía un joven de aspecto atlético.

El gatillero es alto y vestía un suéter azul, gorro en color oscuro, pantalón de mezclilla y tenis blancos, además, se cubría la cara con una bufanda.

Según los testigos, el pistolero le disparó en dos ocasiones y Édgar Iván cayó boca abajo; al ver que ya no se movía, el sujeto se retiró rápido del taller y enfiló hacia el interior de la colonia.

Eran alrededor de las 15:30 cuando se recibió la llamada de auxilio en la central de radio de la Cruz Roja de Linares.

Los paramédicos de la Cruz Roja fueron los primeros en llegar y enseguida arribaron policías preventivos y de la Fuerza Civil, quienes fueron informados por los técnicos en urgencias médicas que el joven ya no tenía signos de vida.

Vecinos y testigos contaron a la policía que el fallecido vivía en frente del taller con sus abuelitos, ya que su mamá reside en la colonia Mendiola.

Además, destacaron que Édgar Iván tenía una relación de unión libre con una joven, con quien procreó una bebé que tiene alrededor de dos años.

Más tarde, la policía recabó que el joven asesinado era conflictivo, no tenía un empleo fijo y un tiempo residió en Monterrey, pero hace menos de un año regresó a Linares.