Asaltan, golpean y balean a taxista en Torreón

Dos sujetos tomaron la unidad en la colonia Eduardo Guerra la noche del martes. El joven chofer de 23 años ahora se encuentra entre la vida y la muerte, ya que sufrió graves heridas.
El joven herido fue rechazado del Hospital General y del Hospital Universitario.
El joven herido fue rechazado del Hospital General y del Hospital Universitario. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Un taxista fue asaltado, despojado de su vehículo, golpeado y baleado la noche del martes, hechos QUE ocurrieron en la colonia Eduardo Guerra de Torreón.

Al parecer dos sujetos le hicieron la parada y al subir, lo bajaron a golpes con una tabla en el cuerpo y cabeza, para después dispararle tres veces y finalmente huir en su propio taxi.

En el Hospital General se negaron a brindarle atención pues señalaron que no había cirujano. En el hospital Universitario fue la misma historia y hasta que acudieron al Sanatorio Español, donde aceptaron quedarse con la responsabilidad.

El chofer ahora se encuentra entre la vida y la muerte, ya que sufrió graves heridas.

Fue a las 21:30 horas cuando a las instalaciones de la Cruz Roja, llegó malherido Juan Carlos Martínez Solano de 23 años, quien tiene su domicilio en la colonia José R. Mijares, mismo que dijo que al momento del asalto conducía un vehículo taxi de la marca Dodge i10, sin recordar placas ni serie.

El taxista tras ser atacado por los sujetos, como pudo se levantó y caminó algunas cuadras hasta que otro taxista lo ayudó, llevándolo hasta la Cruz Roja.

Al llegar de inmediato lo ingresaron al área de urgencias, pero se consideró que era mejor llevarlo a otra clínica, por la gravedad de las heridas.

Paramédicos de Cruz Roja de inmediato lo trasladaron al Hospital General, pero se negaron a brindarle atención argumentando los médicos, que no había personal cirujano.

En el hospital Universitario fue la misma historia y así recorrieron algunos otros hospitales, pero fue hasta que acudieron al Sanatorio Español, donde tras valorarlo los médicos, aceptaron quedarse con la responsabilidad de sacar al paciente de la mala situación.

La familia de Martínez Solano, fueron avisados sobre estos hechos, por lo que de inmediato se trasladaron al lugar donde se encontraba internado y por la situación se encontraban muy alterados y no daban crédito.