Asaltan a repartidores de leche y a dueña de miscelánea

Dos sujetos armados entraron a la tienda y los amagaron, llevándose el dinero en efectivo y un celular. A los asaltantes los describieron como individuos jóvenes, delgados, de pelo corto.
Dos individuos armados asaltaron una miscelánea y a dos repartidores de leche en Torreón.
Dos individuos armados asaltaron una miscelánea y a dos repartidores de leche en Torreón. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

La propietaria de una miscelánea, así como los repartidores de leche "Lala" y "Bell", fueron asaltados por dos individuos armados, quienes los despojaron de dinero en efectivo y un de teléfono celular.

El ocurrió a las 11:15 de la mañana de este viernes, en el interior de la miscelánea "Chochis" ubicada en la calle Laurel, de la colonia La Dalia.

Tras el atraco, uno de los afectados solicitó a la sala de radio de la línea de emergencia 066, la presencia policiaca en el lugar para resguardar el área.

Fueron elementos de la Policía Municipal los que arribaron primero y se entrevistaron con los afectados, quienes les informaron que había sido amagados por dos individuos que traían pistola.

A los asaltantes los describieron como individuos jóvenes, delgados, de pelo corto, además traían vestimentas oscuras.

En relación a los hechos, se informó que los asaltantes llegaron justo cuando los repartidores surtían producto a la propietaria.

Los delincuentes se metieron a la miscelánea y adentro apuntaron a la propietaria y los repartidores, a quienes les quitaron el dinero en efectivo.

Se especificó que a la propietaria la robaron mil 500 pesos en efectivo, al repartidor de la leche Lala 900 pesos y su celular, así también a su ayunte la cantidad de 400 pesos, mientras que al repartidor de leche Bell, le robaron mil pesos.

Una vez perpetrado el atraco, los maleantes se dieron a la huida a pie.

Agentes de la Policía Investigadora, de la Procuraduría de Justicia de Coahuila, acudieron a realizar las investigaciones pertinentes y les sugirieron que se levantara la denuncia penal correspondiente, ante la Agencia Investigadora del Ministerio Público de la Mesa de Robos.

A pesar que fueron apuntados con una pistola, los afectados sólo resultaron con una severa crisis nerviosa, que fue controlada con el pasa del tiempo.