Sujetos armados golpean y roban a repartidor de farmacia

Lo abandonaron en las vías del tren en Gómez Palacio y lo dejaron descalzo. El joven pidió ayuda pero nadie le hizo caso y tuvo que caminar hasta la carretera a San Pedro donde está la Klyns.
Farmacia de donde salió el joven.
Farmacia de donde salió el joven. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Con lujo de violencia un repartidor de una farmacia Klyns fue asaltado por sujetos armados, quienes lo interceptaron en la colonia Las Quintas para despojarlo de sus pertenencias y de la motocicleta de la empresa.

Después el afectado fue llevado a la ciudad de Gómez Palacio donde fue abandonado y tuvo que regresarse caminando y descalzo.

Pedro Omar Meza Fonseca, de 21 años, salió por la noche del lunes a dejar unos pedidos y fue interceptado por los sujetos que viajaban a bordo de un vehículo Ford Focus en color verde oscuro según describió.

Después de que le propinaron una golpiza, les quitaron todo y lo subieron al vehículo.

Al paso de los minutos, para Pedro parecían horas y lo único que quería era que ya lo dejaran irse, comentó que le ordenaron que bajara y al hacerlo se encontraba sobre unas vías, después los sujetos se fueron, rápidamente salió corriendo para pedir ayuda, pero nadie le hizo caso.

Descalzo regresó a la farmacia caminando recorriendo una larga distancia y cuando llegó a la farmacia ubicada en el bulevar Centenario y carretera San Pedro en la Plaza Aurora de Torreón lo estaban esperando el personal angustiado.

Momentos antes al ver que no llegaba, decidieron llamarlo pero su teléfono y sonaba apagado.

Luego que platicó a sus superiores lo que había ocurrido, de inmediato llamaron al Sistema Estatal de Emergencias para solicitar el apoyo, pero ya habían pasado algunas horas desde el atraco, pero aún así acudieron elementos de la Policía Municipal a tomar conocimiento.

Pedro les explicó todo y dio algunas características que podrían ayudar en la investigación, los elementos se concentraron en la búsqueda, pero no se logró ubicar nada.

Dijo que observó que los cuatro sujetos andaban armados y que se imaginó que ya no la contaba.