Se llevan 85 mil pesos en asalto a Seven

Tres sujetos ingresaron a la tienda y amagaron al empleado, forzaron la caja registradora de la sucursal de bulevar Independencia entre las calles Rodríguez y Acuña en Torreón.
Amagaron entre todos al empleado, quien no pudo verlos
Amagaron entre todos al empleado, quien no pudo verlos (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Alrededor de las 09:00 horas, tres sujetos entraron a una sucursal de una tienda de conveniencia ubicada sobre el bulevar Independencia, entre Rodríguez y Acuña en el sector centro de Torreón.

Se fueron directamente atrás del mostrador donde se encontraba el encargado, le ordenaron que no los viera, que no volteara y atrás de él lo forzaron a sacar de la caja el dinero que se había acumulado durante el viernes y sábado, una cantidad cercana a 85 mil pesos.

Después lo dejaron tirado en el suelo, no lo agredieron físicamente, pero no alcanzó a ver si portaban algún arma, pero si le advirtieron que si no hacía lo que le decían lo iban a agredir.

Señalaron las autoridades que el joven estaba muy nervioso y que no activó la alarma del botón de pánico con la que cuentan y que llamó a su superior.

Tras percatarse de que finalmente se fueron, el afectado hizo llamados al número de emergencias y al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal quienes tomaron conocimiento del reporte.

Por su parte, autoridades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal informaron que no fueron tres los ladrones, sino uno y que se llevó seis botellas de licor.

Además el presunto ladrón hizo por sí mismo una transferencia bancaria a través del sistema de cómputo de la tienda por la cantidad de 72 mil pesos. El empleado además hizo entrega de una cantidad no especificada de dinero.

Según informaron las autoridades, el trabajador se mostró renuente a dar información, pero dijo que el asaltante era gordo y que lo amenazó verbalmente. No se percató del nombre al cual fue hecha la transferencia.

Señalaron las autoridades que el joven estaba muy nervioso y que no activó la alarma del botón de pánico con la que cuentan y que llamó a su superior. Destacaron que la situación es sospechosa.

Los oficiales les indicaron la forma de proceder para poder interponer denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.