Arranca regionalización del mando: Mondragón

El objetivo es instrumentar mecanismos de control y supervisión en cinco zonas de operación, para prever escenarios de riesgo y combatir la corrupción.
Manuel Mondragón encabeza el Primer Congreso Internacional de Asuntos Internos en Los Cabos, Baja California Sur.
Manuel Mondragón encabeza el Primer Congreso Internacional de Asuntos Internos en Los Cabos, Baja California Sur. (Archivo)

Ciudad de México

El comisionado nacional de seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, informó que hoy arrancó la regionalización de la Policía Federal, la cual tiene como objetivo “instrumentar mecanismos de control y supervisión” en cinco zonas de operación para prever escenarios de riesgo.

 

Mediante su cuenta de Twitter, el funcionario federal destacó que el operativo incluye una “intensa campaña de combate a la corrupción, trabajo operativo y presencia territorial”.

 

La restructuración del mando será a través de cinco zonas de operación y cobertura, las cuales son el Noroeste, Noreste, Centro, Occidente y Sureste, informó la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado.

 

La nueva estrategia arrancó en la región Occidente, “comprendida por los estados de Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro y Zacatecas”.

 

Por lo que la Policía Federal generará un diagnóstico regional, estatal y municipal, a fin de prever escenarios de riesgo que permitan mayor eficacia, inmediatez y transparencia de la operación, con lo cual se evitará la pulverización de las órdenes, acciones y reacciones del personal operativo.

 

Mondragón y Kalb explicó, según el documento, que los jefes seleccionados dentro de la nueva estructura fueron sometidos a evaluaciones estrictas basadas en diversos indicadores, “el que los pase se queda y el que no los pase se va y vendrán otros a ocupar los lugares, de acuerdo estrictamente a calificación; queremos tener a los mejores policías en los puestos más importantes”.

 

Asimismo detalló que cada región tendrá un mando responsable, quien depende directamente del Comisario General de la Policía Federal.

 

Cada mando deberá mantener una coordinación permanente con las autoridades de la Procuraduría General de la República, Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina-Armada, y Caminos y Puentes Federales, desplegados en sus estados de competencia, así como con las procuradurías y secretarías de seguridad pública locales.

 

El trabajo estará sustentado en cinco ejes rectores: seguridad vial, seguridad pública, inteligencia, investigación y criminalística, según el comunicado.