Arraigan a cinco por el robo del cobalto

El MP federal investiga si forman parte de una banda dedicada al robo a transporte en Hidalgo.

México

Un juez federal ordenó el arraigo por 40 días de las cinco personas involucradas con el robo del equipo en desuso del Instituto Mexicano del Seguro Social que contenía una carga de cobalto-60, recuperado la semana pasada por el Ejército en el Estado de México. El sexto implicado, un menor de edad, fue dejado en libertad.

Autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) solicitó el arraigo de estas personas por los delitos de delincuencia organizada en la modalidad de robo de transporte, robo genérico y delitos ambientales.

Presumen que cuatro de los sospechosos forman parte de una red delincuencial que se dedica al robo de autotransportes en Hidalgo, mientras que al quinto se le investiga porque era la persona que supuestamente iba a comprar el equipo hurtado al IMSS.

Las autoridades comentaron que el arraigo tiene como fin perfeccionar la investigación sobre esta banda delincuencial que opera en territorio hidalguense.

Los sospechosos fueron trasladados al centro de arraigo de la PGR, colonia Doctores, en el Distrito Federal, para continuar con las investigaciones.

El pasado 4 de diciembre el director de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSN), Juan Eibenshutz, reveló que el Ejército mexicano había localizado en Hueypoxtla, Estado de México, el camión Volkswagen Worker blanco, con matrícula 726-DT-8, que trasladaba equipo médico en desuso con la carga de cobalto.

Aclaró entonces que la población no corría peligro ni el ecosistema de la zona, pues la carga radioactiva fue abandonada en un lote baldío.

La Policía Federal aplicó un cerco en un radio de 500 metros del punto de máxima radiación.

El material radioactivo fue robado el 2 de diciembre en Tizayuca, Hidalgo, y casi de inmediato se empezó la búsqueda para recuperar el camión.

La PGR notificó a sus 32 delegaciones sobre el inició de la averiguación previa por el delito contra el ambiente en la modalidad de transporte de material peligroso.

En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California responsabilizó a la empresa Asesores en Radiación SA del traslado y destino del material radiactivo que fue robado.

El jefe delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS en esa entidad, Jorge Mendoza Parada, dijo que desde el 27 de noviembre el cabezal de la unidad de radioterapia que contiene el cobalto 60 salió de la clínica 20, porque estaba en desuso.

Esta unidad llamada "pastilla" tiene un tamaño no mayor a un iPhone.

La historia

La noche del pasado jueves y la mañana del viernes las seis personas involucradas en el robo del vehículo ingresaron al Hospital General de Pachuca para recibir atención médica por probable contaminación de cobalto 60.

De acuerdo con la dependencia estatal, los pacientes fueron dados de alta horas después, una vez que se comprobó que no había riesgos en su salud.

Entonces fueron entregados a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública federal, quienes en un inicio llevaron a las personas al nosocomio hidalguense.

El subsecretario de Salud en Hidalgo, José Antonio Copca García, informó entonces que los estudios de laboratorio que realizaron a los pacientes no mostraron alguna alteración que amerite continuar hospitalizados.

Explicó que al momento de ingresar, la PGR no dio a conocer si estas personas eran las responsables del hurto de la unidad de transporte.