Arraigan a 5 policías de Montemorelos

Los elementos policiacos están siendo investigados de haber disparado en contra de una pareja, donde falleció la joven Karla Jazmín Reyes García

Montemorelos

Cinco policías de Montemorelos fueron arraigados por la muerte a balazos de la joven Karla Jazmín Reyes García.

La versión del novio, único testigo, arrojó que los presuntos responsables fueron los uniformados de la Policía de Montemorelos.

Los elementos retenidos son el jefe de grupo Eleuterio Romero Hernández y los elementos Armando Ortega Garza, José Gonzalo Álvarez, Isaías Mancillas y Saúl Hernández García.

El día de los hechos los oficiales tripulaban la unidad 872, e interceptaron el auto donde estaba la pareja.

En una rueda de prensa, el director administrativo de Seguridad Pública de ese lugar, Salvador Sepúlveda Trejo, informó que los policías estarán 30 días arraigados, mientras que la autoridad continúa con las investigaciones para establecer quiénes dispararon y asesinaron a la joven Karla Jazmín, quien se encontraba con su novio Óscar Gerardo Briones.

Agregó que los cinco elementos implicados salieron a relucir tras la investigación de los detectives estatales, quienes de inmediato los arrestaron y enviaron al edificio de la Policía Ministerial con sede en Monterrey.

Cabe destacar que el crimen sucedió alrededor de la una de la madrugada del pasado lunes, pero trascendió hasta después de cuatro horas por la misma Policía.

Las primeras investigaciones revelaron que el momento de los hechos, la jovencita se encontraba en compañía de su novio Óscar Gerardo Briones Morales, de 20 años de edad.

Ambos estaban en el interior de un vehículo que tenían estacionado en la brecha que conduce al rancho Terreros y la comunidad Pueblo Escobedo.

Trascendió que los jóvenes que, aparentemente sostenían relaciones, fueron sorprendidos por los policías de la unidad 872, quienes les hicieron una advertencia con la supuesta intención de verificar el vehículo.

Presuntamente, al escuchar la advertencia de los servidores públicos municipales, la joven sintió temor y le pidió a su novio que iniciara la marcha.

Al ver que el conductor del vehículo hizo caso omiso al llamado de advertencia que le hicieron e inició la marcha, los uniformados realizaron varios disparos, uno de los cuales se incrustó en la cabeza de Karla Jazmín, quien quedó sin vida en el asiento trasero de la unidad.

Aunque al inicio de las investigaciones que realizan los elementos del Grupo de Homicidios se mencionó que eran los ocupantes de una camioneta particular los presuntos responsables del homicidio, finalmente los investigadores estatales confirmaron que los presuntos responsables del hecho eran elementos de la Policía del municipio donde vivía la víctima.