Arman campal con "naranjazos"

El Día de Carnaval terminó en una pelea entre decenas de jóvenes de la colonia San José del Consuelo.
Imágenes tomadas del video, donde los rijosos pelearon usando naranjas y piedras como proyectiles.
Imágenes tomadas del video, donde los rijosos pelearon usando naranjas y piedras como proyectiles. (Especial )

León, Gto.

Una campal con naranjas y piedras provocó la indignación y la alarma de los habitantes de la colonia San José del Consuelo.

A través de la red social Facebook, un usuario nombrado como Jorge Alberto Olmos, publicó ayer un video con una duración aproximada de seis minutos en el que se muestra a una decena de jóvenes arrojándose naranjas y piedras entre sí.

"Gente sin educación y sin modales", titula el usuario.

Y describe: "Día de carnaval; y esto es lo que se vive en mi colonia; ya hay ocho heridos y miles de casas dañadas y la policía bien, gracias".

Según los comentarios del hombre que graba la escena con un teléfono móvil y refugiado en un puesto de comida, la querella se llevó a cabo en las calles Nitrógeno y Sodio por la tarde de ayer.

El usuario manifestó que durante la pelea a 'pedradas y naranjazos' fueron dañados varios vehículos, portones y ventanas de las casas aledañas a la zona.

De pronto, en el minuto 1:50 del video, se observa cómo el número de rijosos se incrementa y con naranjas en mano prosiguen con los ataques.

Otros participantes, en tanto, con insultos y gritos incitan a los contrarios a seguir con la pelea y con cubetas recogen todo en cuanto encuentran en el suelo para lanzarlo contra los contrincantes.

Incluso, durante la disputa se aprecia cómo algunos de los participantes portan cadenas, tubos y machetes que afilan repetidas veces sobre el asfalto.

"Ya tenemos media hora que hablamos a la policía y no llega, es un campo de batalla la colonia San José del Consuelo", sentencia el testigo quien poco a poco se retiró del lugar de acción para hacer una toma a su camioneta quien manifestó, se encontraba dañada por los objetos que se lanzaban.

Acto seguido, uno de los participantes le pidió al hombre que se acercara para grabar los objetos que se encontraban en el asfalto y que se habían convertido en 'proyectiles'.