Ejército disparó al aire en Aquila, Michoacán

El mando de Seguridad para Michoacán, Felipe Gurrola, dijo que los militares dispararon al aire para disuadir a los pobladores, quienes iniciaron las agresiones lanzando piedras y palos.
Felipe Gurrola, mando especial de Seguridad en Michoacán.
Felipe Gurrola, mando especial de Seguridad en Michoacán. (Quadratín)

Morelia

Felipe Gurrola, mando especial de Seguridad para Michoacán, dijo que elementos del Ejército sí dispararon al aire y no contra la población de Ostula que protestaba por la detención del líder de las autodefensas Cemeí Verdía Zepeda.

"La población civil lanzó rocas y a su vez se repelió con gas lacrimógeno. Las personas fueron las que se atacaron entre sí y a su vez a las autoridades", dijo el mando de Seguridad en conferencia de prensa.

El personal militar respondió la agresión pero no directamente contra la población sino que fueron disparos al aire para tratar de dispersar a los manifestantes, pero en su lugar la gente respondió con agresiones con palos, piedras y gas lacrimógeno.

"El personal militar al verse agredido y sorprendido sí realizó disparos, pero al aire nada más para disuadir al momento de la agresión a personal que estaba agrediéndolo con palos, inclusive con disparos reales hacia ellos, sí se hicieron algunos disparos, no podría precisar cuánto pero fue con la intención de disuadir y de ninguna manera para atacar a alguna persona", expresó.

Detalló que tras la captura de Cemeí Verdía, pobladores instalaron bloqueos y para ello incendiaron un camión y una camioneta de la Comisión Federal de Electricidad e incluso se enfrentaron a las autoridades.

Como resultado de la agresión, dijo, resultaron heridos un elemento del Ejército y otro más del Grupo Antimotines, debido a golpes e impactos de piedras.

Ante ello, el Grupo Antimotines respondió con gases lacrimógenos, a fin de dispersar a los manifestantes. "El caos fue aprovechado por civiles armados que se retiraron del lugar y se ocultaron entre la maleza", recalcó.

Cuando las fuerzas de seguridad federales y estatales continuaban su avance sobre el puente Ixtapilla, se escucharon detonaciones de arma de fuego, al parecer activadas por las personas escondidas entre la maleza.

Como consecuencia de estos hechos, dos personas murieron, entre ellas un menor de edad, y tres más que se encontraban en un restaurante resultaron heridas por esquirlas, por lo que fueron trasladadas a un hospital en Tecomán, Colima, donde fueron dados de alta este día.

Reveló que las instancias internas de la Secretaría de la Defensa Nacional investigan a las tropas que participaron en los hechos ocurridos en Aquila, y ofreció todo el apoyo a las diversas instancias gubernamentales y autónomas para que también hagan pesquisas a fondo.