En Apatzingán, federales abaten a 8 civiles armados

Alfredo Castillo precisó que en un primer evento hubo 44 detenidos, 23 vehículos y 13 armas incautadas; horas después, se suscitó un tiroteo cuando gatilleros intentaron recuperar los autos.
Un menor muestra casquillos que encontró en el lugar del tiroteo.
Un menor muestra casquillos que encontró en el lugar del tiroteo. (Alan Ortega/Cuartoscuro)

Morelia y México

Nueve civiles armados murieron y 44 fueron detenidos, luego de que elementos del Ejército y la Policía Federal implementaron un operativo en los alrededores del palacio municipal de Apatzingán.

En entrevista con Carlos Puig para MILENIO Televisión, Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad de Michoacán, explicó que desde hace días civiles se manifestaban en el municipio, “lo cual es su legítimo derecho”, pero comenzó a notarse la presencia de gente armada, lo cual representaba un riesgo.

Recordó que las autoridades habían advertido que no iba a haber Fuerza Rural en Apatzingán (“debido a la falta de gente con arraigo, pues este municipio estuvo tomado mucho tiempo por los templarios”) ni en Buenavista (“por el conflicto entre Hipólito Mora y El Americano”) ni en la tenencia de La Mira, en Lázaro Cárdenas.

En esos tres puntos se informó que fuerzas federales estaban a cargo de la seguridad, por lo que cualquier gente armada sería detenida, indicó.

Por eso, agregó, “ayer (lunes) por la noche se tomó la determinación” de implementar un operativo para capturar a la gente armada en Apatzingán, “independientemente de si tenían tomado el palacio municipal”.

Castillo precisó que alrededor de las 3 de la mañana, militares y policías federales detuvieron a 44 civiles, decomisaron 23 vehículos —la mayoría con reporte de robo— 13 armas largas y una granada de fragmentación.

“Durante el traslado de los vehículos al corralón, gente armada que iba en camionetas intentó recuperarlos”, añadió.

—Hay ocho muertos —señaló el periodista.

—Sí, son del segundo evento —confirmó el funcionario.

—¿Quien repele la agresión es el Ejército?

—Yo tenía esa versión, pero ahorita me están diciendo que es la Policía Federal y que el Ejército llega en auxilio ya que habían acontecido los hechos —refirió.

Antes, en conferencia de prensa en la Secretaría de Gobernación, en el DF, Castillo dio a conocer que en el primer evento, es decir, cuando fueron detenidos los 44 civiles, hubo un fallecido pero no por disparos, sino por atropellamiento.

Esta versión fue confirmada por autoridades en Michoacán, quienes abundaron que entre los capturados hay dos mujeres, y que entre las armas confiscadas se encontraron fusiles AK-47 y rifles AR-15.

Agregaron que el segundo evento ocurrió en la avenida Constitución de la República, a tres cuadras del Monumento a la Cultura y a seis del palacio municipal, donde siete civiles fallecieron en el lugar y uno más pereció cuando era atendido en un hospital, además de que hubo cuatro lesionados, entre ellos dos policías.

Minutos después de los hechos en Apatzingán, personas afines a los civiles armados retuvieron al menos cuatro camiones y autobuses para bloquear las entradas y salidas del municipio de Uruapan.

Aunque las acciones duraron un par de horas, las corridas de autobuses a la Tierra Caliente se suspendieron y cientos de pasajeros quedaron varados.

CONFLICTO FOCALIZADO

En la conferencia de prensa en la Ciudad de México, Castillo consideró que lo ocurrido en Apatzingán no es una muestra de inseguridad, sino de hechos de violencia focalizados.

Hace un año, dijo, había problema en 29 municipios de la Tierra Caliente; hoy el tema se focaliza en Apatzingán, Buenavista y La Mira.

Mientras, en Michoacán, el gobernador Salvador Jara advirtió que no habrá marcha atrás en la aplicación de la ley y el estado de derecho para salvaguardar la seguridad de la población y fortalecer el clima de paz y estabilidad social.

Negó que los sucesos del martes se enmarquen en un fracaso de la estrategia de seguridad y recordó que hace un año el estado no tenía la capacidad para enfrentar a estos grupos armados.

Admitió, sin embargo, que en Apatzingán y La Ruana aún subsisten grupos armados que deberán someterse al imperio de la ley.

Entrevistado en Palacio de Gobierno, el mandatario llamó a la sociedad michoacana a mantener la calma y a confiar en los dispositivos de las fuerzas federales.

:CLAVES

APOYO A OPERATIVO

Gregorio López Jerónimo, el Padre Goyo, manifestó su satisfacción porque las fuerzas federales tomaran el control de Apatzingán.

Puntualizó que desde hace tiempo él había denunciado que quienes mantenían la presidencia municipal tomada eran integrantes de Los Viagra.

 “Pediremos por los muertos, estarán en nuestras oraciones. Pero a quien obra mal, mal le va, por lo cual estoy satisfecho por las acciones” de los federales, dijo.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]