HRW propone que expertos indaguen posibles ejecuciones en Apatzingán y Tanhuato

La organización Human Rights Watch indicó que en ambos casos testigos indicaron haber visto a policías federales ultimar con disparos a civiles desarmados.
De ocho vehículos decomisados, seis resultaron calcinados.
De ocho vehículos decomisados, seis resultaron calcinados en Tanhuato. (Especial)

Ciudad de México

La organización Human Rights Watch afirmó que hay evidencias de que policías federales posiblemente ejecutaron extrajudicialmente a civiles en los municipios de Apatzingán, el 6 de enero, y en Tanhuato, el 22 de mayo, por lo que propuso conformar una comisión independiente, como la de Ayotzinapa, para investigar de manera "rigurosa" y "transparente" esos casos.

"Una y otra vez, el sistema de justicia de México ha demostrado ser incapaz o no querer que miembros de las fuerzas de seguridad respondan por los abusos que cometieron.

"Es posible que la única esperanza de que se lleve a cabo una investigación rigurosa y transparente sobre lo ocurrido en Apatzingán y Tanhuato sea conformando una comisión independiente, similar al grupo de expertos que evalúa el caso Ayotzinapa", dijo director gerente de la División de las Américas de Human Rights Watch, Daniel Wilkinson.

En un comunicado, la organización indicó que "existe evidencia de que en dos episodios ocurridos en el estado de Michoacán en 2015, en los cuales murieron al menos 50 civiles, miembros de la Policía Federal habrían cometido ejecuciones ilegales".

Aclaró que en ambos casos, "varios testigos indicaron haber visto a policías ultimar con disparos a civiles que no estaban armados, cuando ya habían concluido los primeros enfrentamientos".

El 6 de enero en Apatzingán murieron ocho personas luego de que policías federales dispersaron un plantón de autodefensas y el 22 de mayo, en Tanhuato, un enfrentamiento entre agentes federales con civiles dejó 42 personas y un policía muertos.

El director Wilkinson dijo que la evidencia disponible en ambos casos "pareciera que estamos ante otras dos graves atrocidades cometidas por miembros de las fuerzas de seguridad mexicanas".

Afirmó que "los hechos relatados por los testigos claramente sugieren que hubo ejecuciones extrajudiciales", aunque el gobierno insiste en que la Policía actuó correctamente en ambos casos.