Mató a su amiga porque le debía 5 mil pesos

Antonio Ortiz García fue consignado ante un juez por presuntamente ahorcar a una mujer adentro de un vehículo Pointer, cerca del estacionamiento donde trabajaba como velador.
En la escena del crimen se encontraron cuatro casquillos percutidos y una ojiva.
Cuando los oficiales llegaron al lugar encontraron el cadáver de una mujer junto al Pointer. (Alejandro González )

Ciudad de México

Antonio era velador en un estacionamiento de la delegación Cuauhtémoc hasta que fue detenido por feminicidio: presuntamente mató a su amiga porque le debía 5 mil pesos.

El cadáver de la mujer fue hallado junto a un vehículo gris Volkswagen, tipo Pointer, en la calle Thomás Alva Edison, la misma donde está el estacionamiento en que trabajaba Antonio.

El hombre cayó en contradicciones cuando fue interrogado por las autoridades. Primero dijo que varios sujetos sustrajeron el Pointer. Después cambió su versión y declaró que el vehículo se lo prestó a un amigo.

El velador quedó a disposición del Ministerio Público, ante quien relató que el día del crimen trabajaba en el estacionamiento cuando llegó su víctima.

Antonio aprovechó para reclamarle los 5 mil pesos que le debía. Ella "respondió que no tenía el efectivo, que estaba en una tanda y todavía no se la daban, por lo que se retiró del lugar", informó en conferencia la titular de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en la demarcación, Claudia Elizabeth Cañizo Vera.

La mujer regresó al estacionamiento con unas cervezas, las cuales bebió con Antonio. Pasaron unas horas y la víctima le pidió al velador que la llevara a otro lugar. Se subió al asiento trasero del Pointer y Antonio sacó el vehículo del estacionamiento.

Durante el camino la mujer le dijo a Antonio que se detuviera porque se sentía mal. "Él se pasó al asiento trasero supuestamente para auxiliarla, pero la mujer le pidió que tuvieran relaciones sexuales, momento que aprovechó el inculpado para ahorcarla" con las manos y luego huyó, dijo la fiscal.

La policía recibió una alerta para que se presentaran en la calle Thomás Alva Edison. Cuando los oficiales llegaron encontraron el cadáver de una mujer junto al Pointer.

Dentro de las investigaciones se localizó a Antonio Ortiz García. Después de sus contradicciones y ser puesto a disposición del MP declaró que cometió el crimen.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal lo consignó ante un juez penal del Reclusorio Preventivo Varonil Norte.