Arrolla a un anciano y huye

Una persona de 82 años perdió la vida en el tramo carretero La Esmeralda-Jaboncillo, fue reconocido con el nombre de Juan Zúñiga Patrán. Nadie observó características del responsable.
Fue arrollado por el conductor de un vehículo en color blanco.
Fue arrollado por el conductor de un vehículo en color blanco. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Las autoridades Ministeriales dieron fe del deceso de una persona de 82 años de edad, quien perdió la vida de manera inmediata tras ser arrollado por el conductor de un vehículo fantasma.

Fue a las 13:30 horas del lunes, cuando se comenzaron a recibir una serie de llamadas a través del sistema de emergencia 066, en el que solicitaba la presencia de personal de Cruz Roja, debido a que una persona de la tercera edad había sufrido un accidente vial.

Sobre el pavimento había una marca de derrape de al menos 10 metros.

Los socorristas acudieron al tramo carretero La Esmeralda-Jaboncillo, a la altura del ejido La Esmeralda, donde al arribar, encontraron a una persona mayor en el pavimento, boca abajo, que desafortunadamente ya no contaba con signos vitales, por lo que de ello se le dio aviso al agente de Homicidios en turno, acudiendo al lugar de los hechos junto con personal de Servicios Periciales y agentes de la Dirección Estatal de Investigación (DEI).

El hoy occiso fue reconocido en el lugar con el nombre de Juan Zúñiga Patrán, de 82 años de edad y con domicilio en el poblado La Esmeralda.

El hombre se encontraba en un receso de su trabajo y llevaba la comida para su domicilio, cuando al cruzar la carretera, fue arrollado por el conductor de un vehículo en color blanco, quien tras los hechos se dio a la huída.

Sobre el pavimento había una marca de derrape de al menos 10 metros, pero debido a que el resto de los conocidos del hoy occiso se encontraban retirados, no pudieron observar mayores características del responsable.

Tras tomar conocimiento del hecho, se ordenó que el cuerpo fuera llevado a la morgue para practicarle el estudio de ley y así determinar las causas de su muerte para posteriormente entregarlo a sus familiares.