Condenarían a 80 años de cárcel a Anastasia Lechtchenko

El subprocurador José María González dijo que la joven de 19 años fue detenida y no presentaba ningún trastorno, estaba natural, sin remordimientos por haber matado a su mamá y a su hermana.
Anastasia confesó el crimen a su novio y a una amiga cuatro días después.
Anastasia confesó el crimen a su novio y a una amiga cuatro días después. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Anastasia Lechtchenko, la joven que asesinó y descuartizó a su madre y a su hermana, podría ser condenada por un juez a 80 años de cárcel, informó el subprocurador contra la Delincuencia Organizada en Baja California, José María González Martínez.

En entrevista para MILENIO Televisión, el funcionario estatal dijo que el abogado particular de la joven de 19 años pidió ampliar el término constitucional para aportar pruebas a favor de su cliente y tratar de desacreditar lo que hizo la procuraduría, pero las pruebas están soportadas.

Detalló que la procuraduría tiene como pruebas la confesión de Anastasia delante de un defensor de oficio, en la que narra paso a paso, hay periciales que soportan la confesión, también está la declaración del papá que llegó ese día y no lo dejó pasar.

Mencionó que la joven confesó que no llevaba una relación con su mamá y en al menos tres ocasiones fue reportada como desaparecida. "Tenía problemas con ambos padres".

Indicó que cuando Anastasia fue detenida en una playa no presentaba ningún trastorno, estaba natural, sin remordimientos.

Por su parte, la procuradora general de Justicia de Baja California, Perla Ibarra Leyva, dijo en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia que Anastasia confesó el crimen a su novio y a una amiga cuatro días después; luego el novio le avisó al papá.

Ella en un lapso de cuatro días decide cortar los miembros de su mamá y hermana para facilitar el traslado de la casa.

Explicó que hubo gente que los mantenía informados de la localización de Anastasia.

"Estuvo varios días libre, tuvimos el apoyo de la ciudadanía que nos mantenía en una información constante (...) ella no tenía intención de huir, ella siente que lo que hizo lo tenía que hacer. Ella dice que le ordenaban matar a su mamá y su hermana. La mamá la quería internar en un centro de rehabilitación", dijo.

La funcionaria detalló que Anastasia nació en San Luis Potosí y que sus padres son de origen ruso. Su hermana también era mexicana. La familia vivió en varios estados hasta llegar a Tijuana. Tiempo después los papás se divorciaron y las niñas se quedaron con la mamá.