Amplían investigación del asesinato; también era policía municipal

Se cree que fue un atentado, testigos oculares indicaron que no iban por el dinero.

Toluca

La procuraduría mexiquense no descarta un posible atentado en el homicidio de Gabriel Gabino Álvarez, estudiante de Derecho en el Centro Universitario de Ecatepec, debido a que se desempeñaba como policía municipal y algunos testigos declararon que no iban por el dinero.

De acuerdo a los testimonios de algunos testigos oculares, cuando los dos sujetos amagaron al estudiante de octavo semestre, él saco el dinero para entregárselos pero los agresores le dijeron que no iban por el dinero y le dieron el primer disparo en el estacionamiento.

El joven intentó ponerse a salvo y trató de refugiarse en un salón, donde lo alcanzaron sus agresores y le dieron tres disparos más. Luego se dieron a la fuga amagando al guardia de seguridad y con disparos al aire para poder salir del centro universitario.

Las primeras versiones indican que los agresores pudieron entrar al centro a bordo de una motocicleta pegados a la unidad en la que viajaba el estudiante, por lo cual el guardia no pudo hacer nada, sobre todo porque la entrada está ubicada en una pendiente de 50 metros y no dispone de unidad.

Gabriel Gabino llevaba tres años como policía en activo y cursaba el octavo semestre de Derecho, el próximo año habría concluido su formación profesional. La policía investiga si tenía alguna amenaza de muerte y otras líneas de investigación para determinar el móvil real y detener a los responsables.

Debido a que su muerte ocurrió dentro de las instalaciones de la universidad, ésta puede cobrar el seguro de vida que tienen todos los alumnos de la máxima casa de estudios de la entidad para entregársela a sus deudos, lo cual es totalmente independiente al seguro que debió tener como policía municipal.