Amenazan con linchar a hampones en Xochimilco

Demandan mayor seguridad frente a los constantes asaltos en el transporte, los negocios, las casas y por la venta de drogas.
Uno de los anuncios en la delegación.
Uno de los anuncios en la delegación. (Leticia Fernández)

México

En una casucha sobre la ladera de una barranca, un médico permaneció varios días secuestrado.

Los vecinos se sorprendieron al ver que el hombre, refugiado bajo un tinaco, descalzo y desaliñado, les pidió ayuda.

Los dueños de la casa contigua le brindaron auxilio, cuando les explicó que al llegar a su domicilio, en la delegación Iztacalco, un grupo de sujetos lo secuestró.

Narró que cuando iba a abrir la puerta de su domicilio, la banda de delincuentes lo sometió y subió a un vehículo viejo. Al poco tiempo, lo encadenaron y era vigilado por un joven con pistola en mano.

Por su rescate pedían varios millones de pesos y, para evitar daños a su familia, firmó dos cheques por 100 mil pesos que los delincuentes alcanzaron a cobrar.

El sujeto logró huir de sus plagiarios al quitarse los zapatos y las cadenas con el movimiento de sus pies; aprovechó el momento en que su vigilante fue a comprar golosinas a una tienda.

La del médico es una de las varias historias que se presentan en la delegación Xochimilco.

Los habitantes exigen mayor seguridad debido a los constantes asaltos sobre la vía pública, el transporte, los negocios, las casas, así como por la venta de drogas.

Cansados de tantos delitos, los vecinos, con mantas, advierten a los delincuentes que serán linchados si son sorprendidos.

La idea surgió en el pueblo de Santa Cruz Acalpixca, donde los mensajes sobresalen, principalmente, en los barrios de Caltongo, Xaltocán, San Juan, San Gregorio Atlapulco, San Luis Tlaxialtemalco y Tulyehualco.

"¡Vecinos vigilantes contra la delincuencia!, ¡Cualquier vehículo o persona sospechoso será reportado a la policía!, ¡Cuidado. Si quieres asaltar, piénsalo. Te estamos vigilando!, ¡Te agarramos, te linchamos!", son algunos de los mensajes de las mantas colocadas en las calles.

En otras vialidades, donde todos los comercios fueron atracados, inscribieron: "Todos los vecinos de Belizario Domínguez estamos unidos y organizados contra la delincuencia. Si eres sorprendido robando, no serás consignado a las autoridades... te vamos a dar un escarmiento. Haremos justicia por nuestras propias manos".

Para el jefe delegacional Miguel Ángel Cámara, los delincuentes que operan en la demarcación son foráneos, "de paso", que van a Morelos y al Estado de México.

Hace algún tiempo, recordó, cuando aparecieron las primeras mantas, se supo que eran financiadas por grupos afines a las autodefensas.

"Cuando se empieza a investigar, se sabe que algunas personas las financiaban, para generar grupos de autodefensas. En un momento empezó a salirse de control (los delitos), pero se detectó la ruta y disminuyó", declaró.

En ese sentido, dijo que "hoy en día han disminuido 16 por ciento los actos delictivos. Aquí hay incidentes, como en cualquier lugar, pero no a gran escala. En eso hay que ser claros".

En Xochimilco hay 140 mil habitantes, más la población flotante que llega cada fin de semana a las zonas turísticas y para su vigilancia, la Secretaría de Seguridad Pública únicamente dispuso 200 policías distribuidos en tres turnos.

>En los últimos diez años se ha registrado una disminución de 15 por ciento en las ventas de los distribuidores de gas, en ese mismo porcentaje se ha dejado de comprar a Pemex.

Lastres

-Otro enemigo es la piratería, pues solo en el Valle de México ya suman 500 pipas las que distribuyen el combustible de manera informal; en 2013 eran entre 350 y 400 unidades, denunció Víctor Figueroa, presidente de la Adigas.

-También aumentó el robo de pipas de gas LP; es en Tamaulipas donde se ha agravado este problema, pues solo en una semana la delincuencia organizada hurtó ocho unidades vacías.

-Luis Landeros, presidente de ADG, deploró la falta de interés y la incompetencia de las autoridades para frenar tanto la proliferación de pipas como el robo de éstas.