Alistan hoteleros protocolo contra secuestros virtuales

Buscan proteger a los huéspedes y evitar un deterioro en la imagen de México, según Armando de la Cruz Uribe, presidente del sector
Armando de la Cruz Uribe, líder de la AMHM.
Armando de la Cruz Uribe, líder de la AMHM. (Jorge Carballo)

México

Los secuestros virtuales a huéspedes de hoteles en México ni son un fenómeno de hace un mes ni se dan en una sola región del país, aseguró el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), Armando de la Cruz Uribe Valle, por lo que ese sector trabaja en estrategias para proteger a sus clientes de este delito.

“Desgraciadamente esta situación se viene dando desde principio de año con una manera más sistemática, más continua, no solamente en la Ciudad de México (…) Está sucediendo en todas las categorías y en todas las ciudades”, afirmó.

Esta semana se dio a conocer el plagio virtual del que fueron víctimas cuatro integrantes de la banda española Delorean, quienes durante el supuesto plagio fueron llevados de un hotel a otro, ambos en la Ciudad de México. Unos días antes un ciudadano español sufrió la misma situación en Querétaro.

Según la AMHM, la mayor incidencia se registra en la zona centro del país, en tanto que la menos afectada por este delito es el suroeste mexicano.

Los delincuentes, señaló De la Cruz, se han dado cuenta de la vulnerabilidad de los huéspedes, sobre todo de los extranjeros, ya que están fuera de su entorno y lejos de familiares y amigos, lo cual aprovechan para llevar a cabo los plagios virtuales.

Destacó que no hay un patrón o perfil del huésped que puede ser víctima de este delito.

“La mayoría son llamadas al azar, preguntan por la habitación y ahí se inicia la conversación con el cliente (…) La persona que hace la extorsión sí sabe dónde está hablando, qué tipo de hotel y qué tipo de persona puede ser la que está hospedada en ese negocio, pero no tiene idea ni a quién está secuestrando”, recalcó.

Lamentablemente el hotel solo se alcanza a dar cuenta una vez que sucedieron los hechos. “No es nada extraño que llegue alguien, rente una habitación y se quede encerrado 10, 12, 15, 20 horas”.

Sin embargo, indicó que ante la creciente incidencia y lo difícil de detectar los casos, el sector hotelero trabaja en una estrategia para hacerle frente a este delito.

El presidente de la AMHM detalló que en una primera etapa orientaron a los hoteleros sobre cómo actuar ante estas situaciones, siendo la principal instrucción acercarse a la autoridad.

También han adoptado medidas de seguridad para evitar, al menos, que las llamadas que pasen por la línea telefónica del hotel deriven en secuestros virtuales.

“Vamos a proponer a nuestros hoteleros una serie de medidas, a través de unos folletos, donde le indiquemos a un huésped cómo actuar si dentro del establecimiento, o cuando llega con nosotros, ha recibido una amenaza telefónica de extorsión”, anticipó.

Aunque De la Cruz reconoce que esta medida puede resultar contraproducente, porque el turista puede entenderla como una advertencia de que están en un lugar inseguro, consideró que vale la pena correr el riesgo.

“Será determinación de nuestras filiales y de los hoteles en particular la decisión de ponerlo o no ponerlos (los folletos) en sus habitaciones o en la recepción (…) Creemos que por el momento, en una situación de crisis, puede resultar más positivo”, aseguró.

El propósito, destacó, es proteger a sus clientes, pero también evitar un deterioro en la imagen del sector hotelero y de México por esta modalidad de delito, que no es más que otra expresión de la inseguridad.