Roban a bebé de un mes de nacido en hotel de Yautepec

El menor, que aún no había sido registrado, fue sustraído del hotel por una mujer que ahí se hospedaba y que, con engaños, se ofreció a calmar el llanto del niño, por lo que la madre se lo entregó.
La mujer que robó al bebé en Yautepec huyó en un vehículo con placas de Guerrero.
La mujer que robó al bebé en Yautepec huyó en un vehículo con placas de Guerrero. (Cortesía)

Yautepec

Un bebé de unos días de nacido, fue sustraído de un hotel, por una mujer desconocida, que habría huido en un auto con placas del estado de Guerrero, confirmó la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

A través de una Alerta Amber, de las redes sociales y los medios de comunicación, la dependencia inició la búsqueda del bebé que aún no está registrado, según los propios datos proporcionados por su madre.

En medio de una crisis de seguridad en el municipio de Yautepec por el elevado número de secuestros en la zona que motivó el "blindaje" del lugar así como sus entradas y salidas, la mujer que huyó con el bebé no ha sido localizada ni el menor tampoco.

Según la versión de la denunciante, que se identificó como la madre del desaparecido, este miércoles entregó a su hijo a una mujer que dijo ser hija de la dueña del hotel donde se hospeda la víctima, ubicado en la carretera Cuautla-Cuernavaca, en la colonia Emiliano Zapata, a donde llegó también con dos hombres.

El relato indica que la desconocida se ofreció a consolar al bebé que se
mantenía en constante llanto, por lo que la presunta madre se lo entregó para que le ayudara a calmarlo. Al cabo de unos minutos buscó a la mujer y a su hijo en la administración del hotel, donde le informaron que no la conocían y que sólo era una huésped.

Además le informaron que su clienta ya se había retirado a bordo de un vehículo marca Chevrolet, color blanco, placas de circulación GZ36294 del estado de Guerrero.

Según los datos de la Alerta Amber, el menor de un mes de edad tiene cabello lacio, color castaño claro; mide 70 centímetros aproximadamente, pesa 3.5 kilos y tiene ojos café oscuro. Como señas particulares, cuenta con una mancha en la mejilla derecha y un lunar color rojo en la espalda.

En un comunicado se añade que el bebé no vestía ropa alguna en el momento de su desaparición y sólo se encontraba envuelto en una cobija color azul, estampada con el dibujo de un burro en las esquinas.