Alerta EU del peligro de viajar a México por violencia

En el primer semestre de 2014 la embajada y los consulados de Estados Unidos recibieron denuncias de 70 secuestros de ciudadanos, por lo que piden a sus ciudadanos mantener un perfil bajo.
En otros años, el 80 por ciento de los “springbreakers” se ha hospedado en hoteles y casas privadas ubicadas en Conchas Chinas y Mismaloya
En otros años, el 80 por ciento de los “springbreakers” se ha hospedado en hoteles y casas privadas ubicadas en Conchas Chinas y Mismaloya (Guillermo Gómez Pastén)

Washington

El Departamento de Estado de Estados Unidos renovó su advertencia sobre el peligro de viajar a ciertos lugares en México debido a la "amenaza para la seguridad" que suponen los grupos de crimen organizado en el país.

En este sentido aconseja evitar los viajes que no sean estrictamente necesarios al estado de Tamaulipas; las zonas fronterizas de Michoacán (excepto en las ciudades de Morelia y Lázaro Cárdenas), y la zona fronteriza de Piedras Negras y Nuevo Laredo, en Coahuila.

La misma recomendación está en vigor para Zacatecas y Nayarit, fronterizo con Sinaloa, un estado en el que se ha establecido una de las "más poderosas" organizaciones criminales del país y en el que solo dan por segura la ciudad de Mazatlán.

Además, pide tener precaución cuando se viaje a la zona fronteriza entre los estados de Aguascalientes y Zacatecas, ya que "la actividad de organizaciones criminales en la región continúa"; así como en las áreas comerciales y de negocios en Ciudad Juárez y en los parques industriales de Chihuahua.

En cuanto a Sonora, apunta que es una región "clave" en el tráfico internacional de drogas y de tráfico humano que puede ser "extremadamente peligroso" para los viajeros, por lo que pide evitar la región oeste de Nogales, este de Sonoyta y Caborca.

En 2013 fueron asesinados 81 estadunidenses en México, diez más que en 2012, según los datos del Departamento, que advierte del aumento de los secuestros en el país vecino sobre todo en estados como Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, el de México y Morelos.

En los seis primeros meses de este año la embajada y los consulados de Estados Unidos recibieron denuncias de 70 secuestros de ciudadanos, por lo que piden que mantengan un perfil bajo y no lleven a la vista joyas o cámaras de fotos y eviten sitios aislados.

Además alertan de que además del secuestro tradicional, en el que se lleva físicamente a la persona a un lugar hasta que se paga el rescate, ahora hay una modalidad "virtual", en el que se aisla a la víctima en su habitación del hotel hasta que se recibe el pago.

Por otra parte, el robo de vehículos con violencia y los robos en las autopistas son un "serio problema" en "muchas partes de la frontera", en la que han muerto ciudadanos estadounidenses.

Para reducir el riesgo, Estados Unidos urgió a que los viajes entre ciudades por carretera se hagan durante las horas del día, que eviten carreteras aisladas y utilicen cuando pueden las autopistas de pago ("cuotas").

Estados Unidos señala que pese al "considerable esfuerzo" del Gobierno mexicano contra los grupos involucrados en el tráfico de drogas, "los grupos mismos han entrado en una violenta lucha por el control de las rutas de la droga y otras actividades criminales".

En los estados de Baja California, Campeche, Chiapas, Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Queretaro, Quinta Roo, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y D.F., no hay advertencia efectiva aunque recomienda revisar las recomendaciones sobre el área metropolitana de la capital.

Esta advertencia reemplaza a la emitida el 9 de enero de 2014 ya que actualiza la información sobre la situación en el país e incluye nuevas restricciones de viaje para los funcionarios del Gobierno estadounidense.