Alcaldesa, ilesa tras ataque en Guerrero

El incidente ocurrió sobre la carretera federal México-Acapulco, donde las autoridades instalaron un retén para revisar autos sospechosos; el líder de los policías civiles asegura que Elizabeth ...
La camioneta de la alcaldesa recibió disparos en el medallón.
La camioneta de la alcaldesa recibió disparos en el medallón. (Daniel Cruz)

Guerrero

Policías ciudadanos de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) dispararon contra la alcaldesa de Juan R. Escudero, Elizabeth Gutiérrez Paz.

El saldo del incidente fue de dos escoltas de la funcionaria heridos, tres más retenidos y tres camionetas dañadas, pero la alcaldesa salió ilesa de la agresión.

Los hechos ocurrieron a las 10 de la mañana, cuando el convoy de la presidenta municipal cruzaba un retén de la policía ciudadana, cuyos elementos pretendieron bajarla de la unidad y retuvieron a tres escoltas.

“Di la orden a mi escolta de que acelerara la marcha de la camioneta, porque ya nos habían roto el medallón; me tiré al piso y tres escoltas repelieron la agresión.

“Nos fuimos para Acapulco, porque un escolta gritó: “¡Me dieron, me dieron!” Sentí el rozón en el cabello, me cayó el casquillo en el hombro, pero nada más, no me tocó piel; nos venimos al hospital Magallanes y fue ahí donde intervinieron a mi escolta; ya salió y está fuera de peligro (de un balazo en el glúteo)”.

En respuesta, el coordinador general del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, de la Upoeg, Ernesto Gallardo Grande, denunció que fue la alcaldesa panista quien atacó a los policías comunitarios.

También reveló que cuatro integrantes de la Upoeg en Tierra Colorada fueron golpeados, vejados y torturados por la funcionaria en fechas recientes.

Según la versión de Gallardo Grande, los hechos ocurrieron en el retén instalado sobre la carretera federal Acapulco-México, en el kilómetro 63, donde, reiteró, los policías ciudadanos repelieron la agresión y capturaron a tres escoltas de la alcaldesa.

El primer parte ministerial revelaba que Elizabeth Gutiérrez estaba lesionada en un brazo, pero luego aclaró que estaba ilesa, no así dos escoltas que la acompañaban.

Estos elementos de seguridad fueron internados en el hospital privado de Magallanes, en el puerto de Acapulco, y están bajo resguardo militar y ministerial.

En la zona donde ocurrió el incidente hay vigilancia de las fuerzas federales. Hasta el cierre de esta edición había tres detenidos por el ataque.

VERSIONES OPUESTAS

En entrevista con MILENIO, Elizabeth Gutiérrez reiteró que solo tuvo un rozón en el cabello y que la protegieron los chalecos antibalas que se encontraban en el respaldo de su vehículo.

“A mi paso por el lugar, la comandancia estaba llena de comunitarios de otros municipios, no de Juan R. Escudero, porque son comandados por Ernesto Gallardo”, narró.

“Pasamos por ahí. A la altura de la gasolinera se nos cerró una camioneta, pero no se decide a cerrarse bien; nos hacen señas de que nos paremos y le digo eso a mi chofer. No íbamos despacio, nos paramos en el retén (que va) a Ayutla.

“Detenemos la marcha, bajo el vidrio y empiezan a gritar que nos bajáramos, pero con palabras obscenas. Les dije que llevaba un poco de prisa, porque iba con el secretario de Gobierno del estado. ‘¡Bájenlos!’, gritó uno; ‘¡Bájenlos o tírenles a matar!’, dice otro, y empiezan a disparar”.

La alcaldesa acusó a los policías ciudadanos de actuar “como viles delincuentes” y adelantó que este lunes presentará una denuncia ante la PGR y la CNDH, porque no es la primera vez que la bajan de su vehículo y la amenazan con armas de alto calibre. Precisó que con este incidente suman 10 ocasiones.

Hace unos días cinco efectivos de la Policía Municipal de Tierra Colorada fueron retenidos por agentes del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana en la comunidad de El Terrero y Garrapatas, sin motivo aparente.

Los uniformados de Seguridad Pública fueron despojados de una camioneta y cinco fusiles AR-15, y fueron trasladados a la casa de justicia de la policía comunitaria en Tierra Colorada.

“Estábamos parando carros sospechosos cuando ella sacó su pistola, una calibre 45, y empezó a disparar junto con un escolta y se repelió la agresión; ella no se identificó y disparó desde la camioneta contra policías ciudadanos, al igual que sus escoltas.

“Debido a eso, tenemos retenidos a tres escoltas y una camioneta roja que vamos a poner a disposición de las autoridades del gobierno del estado para consignarlos ante la procuraduría”, dijo Gallardo.

Dijo que la alcaldesa panista ha permitido el ingreso de integrantes del crimen organizado al municipio donde gobierna, además de que ha crecido la venta de droga en esa localidad, a 60 kilómetros de Acapulco.

“Ha levantado gente de nosotros y la ha torturado; anteayer (el viernes) levantó a un compañero en el municipio cuando iba pasando por el ayuntamiento; lo torturó, lo rasguñó; en (la comunidad de) San Juan El Reparo también detuvo a otros tres y los golpeó”, dijo Gallardo.

Sostuvo que lo preocupante en Tierra Colorada es la venta de droga, el tránsito de hombres con armas y que el personal de seguridad que tiene a su cargo lo lleva para Ayutla, Acapulco y Chilpancingo.

Exigió al gobierno del estado poner en orden a la presidenta municipal, pues aseguró que en la comunidad de Garrapatas, donde se celebró una feria, accionó en varias ocasiones una pistola.