Se deslinda Alcalde de sanciones a homicida

El mandatario de Saltillo, Isidro López Villarreal, aclaró el tema: dijo que el detenido no era Policía, un elemento le había prestado su chamarra y por eso se había suscitado la confusión.
El alcalde de Saltillo, Isidro López Villareal.
El alcalde de Saltillo aclaró que el inculpado no es policía y que las sanciones corresponderán a la PGR. (Facebook Isidro López Villarreal)

Saltillo, Coahuila

La persona que causó el accidente donde perdió la vida Jazmín Villela y su hijo Alexis Eruviel de 6 años, no era un ex policía, declaró el día de hoy el alcalde de Saltillo Isidro López Villarreal.

Bajo el argumento de que un elemento de la policía municipal, sin saber si era culpable o no, le prestó su chaqueta oficial, y por ello se vinculó que el detenido pertenecía a la corporación.

El alcalde detalló que el día del accidente, que ayer cumplió un mes de ocurrido, la Policía Municipal entregó al Ministerio Público, a Juan Hernández, responsable de estos hechos, siendo esta dependencia la que se hizo cargo de juzgarlo.

El alcalde se deslinda de la sanción que se le impuso al responsable, ya que eso le compete exclusivamente a la Procuraduría General de Justicia del Estado.

"En ese caso, como siempre, la Policía Municipal es la primera que llega, los miembros de la comunidad entregan al presunto responsable y el elemento, sin saber si es culpable o no, le presta una chamarra a la persona que había detenido". 

"Yo creo que por eso pudo haber alguna confusión, de que a lo mejor era policía el responsable, esa persona se entregó en tiempo y forma ante el Ministerio Público", subrayó.

López Villareal dio a conocer que así terminó la participación de la corporación municipal y el acompañamiento que el Ayuntamiento de Saltillo otorgó, compromiso que se realizó el día de ayer, luego de que se registrara una manifestación dentro de presidencia municipal.

Declaró también que los policías de tránsito que realizaron el parte informativo, siguen trabajando de manera normal, ya que no cometieron ningún acto de corrupción, aclarando que fueron ellos quienes entregaron al detenido.

Al mismo tiempo, aclaró que los elementos no favorecieron al responsable ni permitieron que se escondiera la camioneta con la cual atropelló a Jazmín Villela y a su hijo, ya que fueron otras personas quienes se hicieron cargo del traslado del inmueble.

De esta manera, el Edil respaldó a los elementos municipales, al mencionar que los policías se comportaron con todo el honor y la responsabilidad, pues detuvieron a la persona que fue el culpable, lo pusieron a disposición de las autoridades y lo demás, ya es información que tiene que dar exclusivamente la Procuraduría.