Hay datos “finos” del intento de intromisión en alcaldías: Capella

El comisionado de Seguridad en Morelos asegura que Graco Ramírez cuenta con información que los ha alarmado: la delincuencia pretende evitar la instalación del Mando Único.

México

La información que puso en alerta Morelos de que el crimen organizado o personajes ligados a la delincuencia buscan infiltrarse nuevamente en las instituciones de la entidad, proviene de las áreas de inteligencia del orden federal y local, dijo el comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella.

El jefe policiaco que ha pugnado por el establecimiento del mando único en territorio morelense, comentó también que la detención de tres presuntos sicarios que participaron en el homicidio de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, abrió la posibilidad para resolver entre cinco y seis crímenes más perpetrados por Los Rojos.

En entrevista con Carlos Marín, en El asalto a la razón de MILENIO Televisión, que ayer difundió la primera de dos partes de la charla, Capella aseguró que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, cuenta con información que los ha alarmado, en el sentido de que la delincuencia pretende evitar la instalación del mando único para no ver afectadas sus ilícitas actividades.

"El gobernador tiene muchísima información de las áreas finas de inteligencia federal, de las propias locales, donde se plantea la vulnerabilidad de la intromisión nuevamente de grupos criminales o de personajes ligados a éstos en instituciones públicas, lo cual sería desastroso para los últimos tres años de la administración, es decir, otra vez se batallaría dentro de las instituciones", expresó.

Graco aseguró que detrás del alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, hay gente interesada en que los grupos criminales vuelvan a tomar control de la plaza, pero afirmó que eso no va a suceder, por lo que decretó la entrada del mando único en ese municipio y 14 más.

Capella mencionó que la estrategia que asumió el mandatario para combatir a la delincuencia "comenzó a dar frutos importantes", porque logró la contención de delitos en 2015.

Puso como ejemplo que se redujo 80 por ciento el secuestro, lo que convierte a Morelos en la entidad con el mayor desplome de ese ilícito.

Subrayó que las etapas de transición gubernamental son las más difíciles en temas de seguridad.

"Es cuando los grupos criminales aprovechan nuevamente para acechar a las (personas que ocupan puestos claves en) instituciones (de las) que se van, particularmente para tratar de negociar, corromper e intimidar a las nuevas autoridades que van a llegar. Lo viví en Tijuana en dos ocasiones, (cuando fue secretario de Seguridad de ese municipio) y lo vuelvo a vivir aquí (en Morelos) con una tónica diferente", declaró.

Pese a que el presidente Enrique Peña Nieto se ha pronunciado a favor del mando único, durante las campañas en Morelos el tema fue tomado como bandera política, advirtió Capella.

"Yo veo dos razones: por ignorancia; dos, por ser funcionales a alguna actividad delictiva o hacerle el caldo gordo a ciertas organizaciones criminales... hasta diciembre le dedicamos una cantidad impresionante de nuestro tiempo a platicar, explicando, convenciendo, generando números muy fríos, circunstancias muy claras de lo que sucedía en cada uno de los 33 municipios, a excepción de Cuernavaca.

"Porque el señor futbolista (Cuauhtémoc Blanco) convertido en alcalde siempre planteó que él tenía cosas mejores que reunirse con el gobernador o con su servidor, y esas expresiones eran muy claras de un no acercamiento y de un rompimiento", enfatizó.

Aseguró que esta situación fue aprovechada por la delincuencia, pues en diciembre aparecieron cuerpos desmembrados en la carretera México-Acapulco, a escasos dos kilómetros del centro de operaciones de la policía y la privación de la libertad de un trabajador de una llantera y después el homicidio de la alcaldesa de Temixco.

Ejemplificó diciendo que están documentados los nexos del crimen organizado con la política: uno de ellos es del ex diputado local del PT, Alfonso Miranda, tío de Santiago Mazarí Miranda, El Carrete, líder de Los Rojos en Morelos, parte de Guerrero y del Estado de México. Ahora, Jorge Miranda primo de El Carrete, es el alcalde de Amacuzac.

El homicidio

Respecto al asesinato de Gisela Mota, Capella dijo que gracias a la oportuna intervención de la policía están a punto de esclarecer el caso y otros cinco o seis crímenes más.

Destacó el papel que jugó el padre de la alcaldesa, quien salió a buscar a la policía para denunciar lo ocurrido, lo que permitió localizar a los presuntos criminales.

"Todos los indicios señalan su participación en la célula criminal de Los Rojos".

Claves

Asume el control

- Alberto Capella tomó, con apoyo de la Policía Federal, las instalaciones de la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano de Cuernavaca, para ponerse al frente del mando operativo de la policía local.

- El comisionado arribó a la dependencia a la una y media de la mañana y permaneció durante unas horas en el lugar junto con la mayoría de sus altos mandos.

- Se instaló en la dependencia y reinstaló a los funcionarios policiacos estatales que el nuevo ayuntamiento había removido para nombrar en su lugar al ex diputado Carlos de la Rosa.