Advierte EU de incremento en lavado de dinero

Estados Unidos  solicita a la Asociación de Bancos de México más  vigilancia a transacciones sospechosas.

México

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió de un incremento en operaciones vinculadas al lavado de dinero por parte de los cárteles del narcotráfico, por lo que solicitó a la Asociación de Bancos de México aumentar la vigilancia sobre transacciones sospechosas, en especial las vinculadas a cuentas embudo, tiendas de ropa y compañías de transportes de valores.

“Después de restricciones a transacciones que fueron impuestas en México en 2010 limitando el depósito de dólares en bancos mexicanos, hemos comenzado a ver un incremento en el uso de cuentas embudo”, advirtió el pasado viernes la directora de la Red de Vigilancia a Crímenes Financieros del Departamento del Tesoro (Fincen), Jennifer Shasky.

Las cuentas embudo son aquellas utilizadas por una organización criminal para depositar múltiples cantidades de dinero en un banco sin rebasar los límites permitidos ni atraer la atención de las autoridades. Su auge viene de 2010, cuando el gobierno de Felipe Calderón redujo la cantidad autorizada por depósito a 14 mil dólares mensuales, un control que recientemente fue desechado por la administración de Enrique Peña Nieto, al considerarse poco útil y descubrirse que cárteles de la droga habían dado la vuelta a las reglas. Hacían depósitos repetitivos que iban de mil a 13 mil 999 dólares.

“Vamos a estar monitoreando cómo las nuevas reglas (aprobadas por el gobierno actual) impactan en el uso de las cuentas embudo”, dijo Shasky, de acuerdo con una transcripción del encuentro que sostuvo con directivos de la ABM a la que tuvo acceso MILENIO.

Shasky indicó que el lavado de dinero mediante bienes comerciales —como el detectado en el distrito de modas en Los Ángeles hace unas semanas— también se ha vuelto tema de preocupación, pues ha permitido a cárteles mexicanos adquirir grandes cantidades de bienes en Estados Unidos e importarlos a México para su posterior reventa, lo que en efecto termina blanqueando sus ganancias.

La funcionaria estadunidense admitió que los controles impuestos por el gobierno calderonista no fueron del todo efectivos en reducir el lavado de dinero.

A partir de los límites ordenados por la Secretaría de Hacienda el sexenio pasado, “nuestra revisión de reportes de actividades sospechosas de instituciones financieras estadunidenses, así como de agencias de seguridad, muestra que organizaciones criminales mexicanas usan estas cuentas embudo para mover su dinero. También nos queda claro que esas cuentas se usan para financiar la compra de bienes”, dijo.

En el encuentro, Shasky reveló que el Fincen emitió una alerta de bandera roja el pasado 28 de mayo para pedir a bancos estadunidenses estar alertas ante el incremento en el uso de este tipo de cuentas. Al mismo tiempo, precisó que se han ordenado operaciones de control especial sobre distintas ramas económicas que están siendo utilizadas por los cárteles para mover dinero mediante un mercado negro de cambio de pesos.

Las ramas que ahora estarán bajo vigilancia especial del Departamento del Tesoro son la compra de ropa en el distrito de modas y las compañías de traslado de valores transfronterizo, contratadas para mover grandes cantidades de dólares de EU a México en autos blindados.

“Fincen ha estado trabajando durante los últimos meses para enfrentar los problemas sobre la falta de transparencia en los movimientos de efectivo a través de la frontera México-Estados Unidos con estos servicios de auto blindado”, expuso.

Aceptó que desde hace tiempo se sospecha que muchas de estas empresas no reportan la cantidad verdadera de dinero que transportan de un país a otro.