Adiós a policía con banda y mariachi

Familiares y compañeros acuden al Panteón Municipal al sepelio y lo despiden con la música que le gustaba.

León, Gto.

El policía municipal Alejandro Miranda Ortiz a quien sus amigos le decían "El Cano" fue despedido en el panteón con una misa que duró poco más de una hora, luego hubo aplausos, porras, enseguida música de mariachi, honores, disparos al aire, encendido de torretas y motocicletas policiacas y al final hasta música de banda sinaloense.

"¡Viva Alejandro Miranda!, ¡Viva Alejandro Miranda!, ¡era un buen elemento de la Policía!", gritó un elemento de policía minutos antes de que el oficial Miranda Ortiz fuera sepultado en una gaveta. Familiares, amigos y compañeros de Alejandro respondieron con otro grito de ¡Viva! y aplausos.

Cerca de las 3:00 de la tarde el policía fue sepultado.

La misa fue dada por un familiar político de Alejandro Miranda, había por lo menos unas 500 personas dentro del templo en el centro del Panteón Municipal norte y esperaron unos 15 minutos hasta que llegó el sacerdote.

Una vez que terminó la misa hubo por lo menos unos dos minutos de aplausos para el policía Miranda Ortiz quien tenía 32 años de edad.

"Acababa de hacerle una fiesta a su hija de 3 años de edad, estaba contento por la fiesta, era muy sano, muy disciplinado y hace poco concluyó la construcción de la cocina en su hogar, estaba contento por eso", comentó un familiar de Alejandro.

Otro hombre que conoció a Miranda Ortiz platicó "antes de que fuera policía había sido pespuntador pero siempre fue muy trabajador, cocía guantes, zapatos, de todo, luego se hizo policía, tenía tres hijos".

La música del mariachi y luego la música de la banda sinaloense escondían un poco el sonido del llanto de los familiares en el panteón, así fue el último adiós de Alejandro.

Al menos unos 15 policías del grupo especial táctico, dispararon al aire cada uno dos veces para despedir a su compañero, enseguida otros tres policías motociclistas encendieron sus motos, aceleraron y levantaron su brazo izquierdo en honor al policía caído.

Alejandro Miranda murió en cumplimiento de su deber, lamentablemente fue golpeado con una pesada lámina en la cabeza al acudir a un reporte a la colonia Las Hilamas el domingo en la madrugada.

Autoridades investigadoras han dado a conocer que supuestamente desde un cuarto piso de un edificio de la colonia Las Hilamas una persona lanzó una pesada tapa metálica que golpeó al policía Miranda Ortiz y también a otro oficial.

Alejandro Miranda no resistió al golpe y murió; el otro policía quedó lesionado pero ya se recupera.

Autoridades a través de un informe oficial ya dieron a conocer que fueron entregados a las autoridades ministeriales cuatro personas que habrían participado en la riña, en la colonia Las Hilamas.