“Adecuado ingreso de la PF y la Marina a Nezahualcóyotl”

El obispo de la Diócesis del municipio, Héctor Luis Morales Sánchez indica que podrán disminuir los índices delictivos en la región; reitera apoyo de la Iglesia católica
BOM. Tambien patrullan Los Reyes La Paz.
Tambien patrullan Los Reyes La Paz. (Antonio López)

Nezahualcóyotl

El obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Héctor Luis Morales Sánchez, calificó como adecuado el ingreso de las la Policía Federal y la Marina para patrullar dicho municipio y a Los Reyes La Paz, ya que frenará los índices delictivos que incrementaron este año en la región.

"La Iglesia católica está en la mejor disposición de colaborar con el gobierno, sobre todo en las acciones pastorales que ha emprendido todo para lograr lo que tanto anhelamos: la paz en todo el municipio, en el estado y en la patria", dijo.

El obispo, que también tiene jurisdicción en los municipios de La Paz e Ixtapaluca, insistió que con la llegada de las fuerzas federales al Estado de México, "nos favorece porque con ello los habitantes se sienten más seguros".

En el caso particular de la estructura religiosa, declaró que la inseguridad que vivían en la Diócesis, "sí era preocupante para la congregación católica; sin embargo, ahora parece que las cosas están cambiando y evidentemente con la llegada de policías y militares hay más confianza en las instituciones".

En el caso de Nezahualcóyotl, se encuentran instaladas dos Bases de Operaciones Mixtas (BOM), una integrada por la Policía Federal, Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y Seguridad Pública municipal, en tanto que la segunda es operada por la Secretaría de Marina Armada de México.

Sostuvo que desde su llegada a la Diócesis, hace tres años "hemos trabajado con todos porque a todos nos corresponde colaborar para tener municipios más sanos y evitar confrontaciones sobre todo con quienes han sido alejado de Dios".

Al referirse a la situación de la Iglesia en el tema de la inseguridad, sostuvo que "los sacerdotes no han recibido amenazas de extorsión, bendito sea Dios, estamos bien, es decir, ninguna amenaza vía telefónica y personal hasta estos momentos".