Acusan comerciantes a delegada de Tlalpan por extorsión

A partir de este lunes instalarán un plantón en la sede delegacional para exigir que se frene el desalojo de ambulantes y el cobro ilegal de dinero para conservar sus puestos de trabajo.

Ciudad de México

María de los Ángeles Grimaldo, dirigente de la organización Comerciantes Unidos "La Esperanza", acusó a la jefa delegacional de Tlalpan, Maricela Contreras, de pedirles por medio de la extorsión la cantidad inicial de 5 millones de pesos y un millón más mensuales para mantener sus espacios de trabajo en la vía pública.

Por ello, anunció que a partir de este lunes instalarán un plantón en la sede delegacional, e incluso están dispuestos a ponerse en huelga de hambre hasta que se resuelvan sus demandas.

Con las consignas "Donde quedó tu honestidad Maricela", "Eso te enseñó Bejarano" o "Maricela da la cara", los comerciantes se manifestaron para exigir se les dé una solución al desalojo que se realiza en algunas zonas de la demarcación como Miramontes, Acoxpan y Calzada del Hueso.

Por su parte, la administración delegacional rechazó las imputaciones y exigió a los comerciantes pagar sus impuestos, y argumentó que el retiró de vendedores ambulantes se debió a quejas vecinales, por lo que "Maricela Contreras instruyó a las áreas correspondientes a efectuar la liberación de banquetas y arroyo vehicular".

Un pago inicial de 5 millones de pesos y un millón más mensual, el cobro ilegal que denuncian los comerciantes.


El Director General de Jurídico y Gobierno delegacional, Miguel Ángel Guerrero, señaló que no existe ningún tipo de extorsión y que el pago que se les requiere a los comerciantes es por concepto de adeudos al erario público establecidos en el código fiscal.

"La deuda es de 10.5 millones de pesos, no de cinco, nosotros sólo pedimos que se regularicen en sus pagos (...) estamos a favor del comercio en la vía pública, siempre y cuando sea un comercio ordenado y que cumpla con las leyes" aseguró Miguel Ángel Guerrero.