En choque niño resulta con golpes en boca y nariz

El menor de edad acompañaba a Juan Gerardo Vázquez de 47 años, quien manejaba una camioneta Datsun y fuera chocado por un Ford Focus que no se detuvo en una vialidad en donde no tenía preferencia.
Oficiales de peritos del Tribunal de Justicia Municipal se presentaron en el lugar para elaborar los peritajes correspondiente.
Oficiales de peritos del Tribunal de Justicia Municipal se presentaron en el lugar para elaborar los peritajes correspondiente. (Milenio Digital )

Torreón, Coahuila

Juan Gerardo Vázquez Zúñiga de 47 años de edad, quien manejaba una camioneta Datsun modelo antiguo, terminó aturdido luego que fuera chocado por el conductor de un automóvil Ford Focus gris.

Se informó que un niño que lo acompañaba resultó con fuertes golpes en la nariz y boca, por lo que fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja, los cuales le brindaron los primeros auxilios, de igual manera, los familiares del menor de edad se opusieron a que fuera llevado a un hospital.

Agentes de vialidad de la Dirección de Tránsito, reportaron el choque a las 13:30 horas de este martes, asimismo, oficiales de peritos del Tribunal de Justicia Municipal se presentaron en el lugar para elaborar los peritajes correspondiente.

El croquis respectivo indicó que Miguel Favela Ochoa de 76 años de edad, conducía un Ford Focus gris y se desplazaba en dirección al oriente sobre la calzada Quetzalcoaltl y al llegar al cruce con la calzada Francisco Ealy Ortiz, no se detuvo ante una vialidad que lleva el derecho de preferencia y fue chocado en el costado derecho por la camioneta Datsun.

La Pick up transitaba en dirección al norte sobre la calzada Francisco Ealy Ortiz.

Ambos conductores participantes fueron presentados ante el juez calificador, quien le deslindó la culpabilidad al conductor del vehículo Ford Focus, el cual fue exhortado a pagar los daños materiales que ocasionó.

El responsable dijo que contaba con una póliza de seguros contra accidentes viales, cuya aseguradora se ocuparía de pagar todos los desperfectos y los gastos médicos del pequeño.