Muere motociclista al chocar contra barras de contención

El conductor identificado como Damián Gallardo de la Paz, de 36 años de edad, hizo caso omiso a la presencia de dos agentes de Vialidad.
Fragmentos de la unidad, casco y autopartes quedaron esparcidos en varios metros a la redonda.
Fragmentos de la unidad, casco y autopartes quedaron esparcidos en varios metros a la redonda. (Milenio Digital.)

Torreón, Coahuila

Un motociclista que hizo caso omiso a la presencia de dos agentes de Vialidad que desviaban la circulación por el cierre del puente de Villa Florida, chocó de manera brutal contra las barras de contención de concreto y murió casi de manera inmediata.

Paramédicos de la Cruz Roja, llegaron al lugar y revisaron al conductor que yacía sobre la cinta asfáltica corroborando que ya no tenía signos vitales.

Fue identificado como Damián Gallardo de la Paz, de 36 años de edad,  por compañeros del grupo motorizado denominado Free Riders Laguna, los que presuntamente regresaban de algún lugar de Gómez Palacio.

El fatal accidente se registró a las 21:00 horas sobre el carril izquierdo del Periférico Raúl López Sánchez, cuando el conductor de la unidad se desplazaba de poniente a oriente al parecer con intención de subir el puente pese al señalamiento, sin darse cuenta que metros adelante se encontraba la contención de concreto.

Minutos después llegaron efectivos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y de la Procuraduría General de Justicia del Estado para tomar conocimiento del hecho.

El impacto contra el objeto fijo lo hizo salir proyectado varios metros para caer sobre la carretera y a corta distancia de la motocicleta que se destruyó en su totalidad.

Después de que el agente investigador del Ministerio Público realizó las diligencias correspondientes ordenaron el levantamiento y traslado del cuerpo a la morgue para la necropsia de rigor.

Personal de la dependencia policíaca, se mantuvieron a la expectativa ya que al conocer sobre la tragedia un grupo aproximado de treinta motociclistas llegaron y furiosos algunos lanzaban los cascos protectores contra la cinta asfáltica.

Otros soltaron en llanto y gritaban toda clase de insultos contra las autoridades de Vialidad argumentando que porque no había señalamientos adecuados, lo que pudo haber evitado la tragedia.

Minutos después los íntegrantes del grupo calmaron los ánimos y se retiraron de manera paulatina al ver que ya trasladaban el cadáver.