Por eludir alcoholímetro ocasionó fuerte choque

Edgar Alejandro Rocha de la Cruz viajaba en estado de ebriedad y al percatarse del operativo en Diagonal las Fuentes intentó escapar. Al pasarse un alto, otro auto terminó impactándolo.

Torreón, Coahuila

Un joven en estado de ebriedad le quiso sacar la vuelta al operativo alcoholímetro y ocasionó un aparatoso accidente, cuando no respetó un alto y se cruzó al paso de un veloz auto.

Ambos conductores resultaron lesionados pero no quisieron ser trasladados para recibir atención médica, el responsable al final dijo que él no iba conduciendo y aseguró no recordar nada.

El percance se registró a las 02:20 horas de este sábado, y de inmediato acudieron al lugar paramédicos de Cruz Roja para brindar atención pre hospitalaria a los conductores.

Edgar Alejandro Rocha de la Cruz, de 26 años, conducía una camioneta Chrysler Voyager con placas FFW-60-78 de Coahuila y circulaba sobre la calle Soledad de norte a sur en la colonia Roma.

Se percató del operativo que se encontraba sobre el Diagonal de las Fuentes y le sacó la vuelta, tomando la calle Paseo del Ciclón hacia el oriente.

Al llegar al Pedro Rodríguez Triana, se pasó el alto a exceso de velocidad ocasionando que un vehículo Ford Focus que circulaba por esa vía en el sentido de norte a sur, también a exceso de velocidad, se estrellara contra su camioneta en la parte lateral izquierda lanzándolo varios metros.

Debido al fuerte impacto, los vehículos quedaron atravesados en medio del bulevar, pero de inmediato llegaron elementos de vialidad para abanderar los carriles.

El afectado del percance es Caín Ramos Núñez, de 25 años, quien dijo que ya no pudo hacer nada por evitar el golpe, él presentó lesiones en el rostro y se negó a ser atendido por los paramédicos, manifestando que se encontraba bien.

DIJO QUE NO RECORDABA

El responsable, fue sacado de la camioneta inconsciente, por un ciudadano que pasaba por el lugar y se detuvo a auxiliarlo.

Por fortuna llegaron rápido los paramédicos de la Cruz Roja y le dieron la atención pero no se quiso trasladar a un hospital, a pesar de que presentaba algunos golpes en diferentes partes del cuerpo.

Al llegar los elementos de peritos del Tribunal de Justicia Municipal, el joven dijo que viajaba de raid, confirmando que se encontraba en estado de ebriedad, pero cuando la persona que lo ayudó a bajar de la camioneta lo enfrentó para decirle que manifestara la verdad, dijo que no recordaba nada e insistía en que él viajaba de acompañante.