Ciclista quedó grave tras ser arrollado

Después de terminar su jornada laboral, Luis Miguel se disponía a regresar a su hogar, pero un ebrio conductor no lo vio y terminó golpeándolo, destruyendo su bicicleta y poniendo en riesgo su vida.
El ebrio conductor no lo alcanzó a ver al ciclista, por lo que lo impactó de lleno, llevándoselo varios metros entre el cofre y el parabrisas.
El ebrio conductor no lo alcanzó a ver al ciclista, por lo que lo impactó de lleno, llevándoselo varios metros entre el cofre y el parabrisas. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Al borde de la muerte terminó un ciclista que fue arrollado por un vehículo, cuyo conductor al parecer se encontraba bajo el influjo del alcohol, ya que todavía se bajó con un bote de cerveza en la mano, el lesionado fue llevado de emergencia a una clínica para su valoración médica.

El afectado, de nombre Luis Miguel Hernández Hernández, de 29 años, con domicilio en la colonia Zaragoza Sur, terminó su jornada laboral de la tienda Bodega Aurrera, ubicada sobre el Paseo del Tecnológico en la colonia Monterreal y al salir a bordo de su bicicleta del estacionamiento, fue embestido.

Fue a las 23:20 horas del miércoles cuando se reportó al Sistema Estatal de Emergencias, acudiendo de inmediato elementos de la Policía Municipal en apoyo del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE), quienes se mantuvieron un momento resguardando el lugar para apoyar con el tráfico vehicular.

SE METE POR EL PARABRISAS

Luis Miguel, al momento del fuerte impacto, terminó incrustado en el vidrio del parabrisas, mientras que su bici quedó a varios metros del lugar, así mismo dos pasteles que llevaba en sus manos. La bicicleta terminó destruida después de que el vehículo Ford Escort se estrellara por alcance.

El conductor del vehículo de nombre José Luis Vega Ortiz, de 38 años, dijo que no alcanzó a ver que el ciclista viajaba en ese momento por el lugar.

Manifestó que como no hay luminarias, no lo alcanzó a observar, por lo que lo impactó de lleno, llevándoselo varios metros entre el cofre y el parabrisas.

Las lesiones que presentó Luis Miguel, fueron probable traumatismo Cráneo Encefálico, herida en la mano izquierda y en las piernas.

Cuando llegaron al lugar paramédico de Cruz Roja, el lesionado ya estaba entrando en shock por lo que de inmediato lo subieron en la unidad para que fuera trasladado.

ANDABA EBRIO

El conductor del vehículo a pesar de la manifestación que dio a los elementos de la policía de que no se alcanzó a ver por la falta de luminarias, se le percibió un fuerte olor a bebidas embriagantes y además en el vehículo se encontraron botes de cerveza abiertos por lo que se notó su evidente estado de ebriedad.