Dos lesionados en accidente, intentan golpear a reportero

Silvestre Nava y su hija María Fernanda, resultaron con lesiones graves después del impacto. Al lugar acudió un sujeto, quien dijo ser trabajador de Milenio, y amenazó de muerte al corresponsal.

Torreón, Coahuila

En aparente estado de ebriedad un conductor ocasionó un aparatoso accidente en el que dos personas resultaron seriamente lesionadas.

El responsable se atravesó al paso de un vehículo que circulaba con preferencia sobre el bulevar Pedro Rodríguez Triana a la altura de la colonia Santa Elena.

En el lugar un amigo del responsable dijo trabajar para Milenio y agredía a quien se le pusiera enfrente.

Elementos de tránsito municipal se trasladaron al lugar del accidente, fue a las 01:30 horas del sábado cuando se reportó el percance y se dijo que había dos personas lesionadas de gravedad, al acudir paramédicos de Cruz Roja atendieron de inmediato a los heridos.

A pesar de que las lesiones no ponen en riesgo la vida de las personas, ameritaron traslado por los fuertes golpes que presentaban en el rostro y diferentes partes del cuerpo.

El responsable, quien conducía un Volkswagen tipo Sedan con placas GBL-16-97 de Durango, no quiso proporcionar información a los elementos policíacos.

El conductor del vehículo afectado, Volkswagen Pointer con placas FGW-25-39 de Coahuila responde al nombre de Silvestre Nava Lira, de 34 años, quien iba acompañado de su hija María Fernanda Nava Contreras, de 15 años. Ambos fueron llevados a recibir atención médica a un hospital.

Según autoridades, el vehículo Sedan al intentar dar vuelta en un retorno, quitó derecho de paso al vehículo Pointer que circulaba debidamente por el bulevar Pedro Rodríguez Triana de sur a norte, ocasionando que se estrellara de lleno contra su costado izquierdo. Los vehículos presentaron cuantiosos daños.

SE PONE AGRESIVO

Sin "vela en el entierro", un sujeto quien no dijo su nombre, se acercó al reportero que cubría la noticia, manifestando pertenecer también a Milenio y comenzó a lanzar amenazas en su contra diciendo que se metería en problemas y hasta de muerte lo amenazó.

Los elementos policíacos que se encontraban en ese momento en el lugar, intentaron calmarlo pero en ese momento se le quiso ir a los golpes a reportero, por fortuna fue detenido por un familiar y la situación no pasó a mayores, pero a pesar de eso las amenazas nunca bajaron de tono.

Debido a que el responsable presumiblemente se encontraba en estado de ebriedad, fue llevado a las celdas de la Policía Municipal y ante el juez en turno, para que se defina su situación y sea la autoridad correspondiente quien deslinde responsabilidades.