Acapulco: policías trabajan una semana y paran otra vez

El alcalde Luis Uruñuela afirma que la suspensión de labores es ilegal, por lo que descontarán pagos y levantarán actas administrativas.
Algunos de los agentes inconformes a las afueras del palacio municipal.
Algunos de los agentes inconformes a las afueras del palacio municipal. (Especial)

Acapulco

A menos de una semana de haber levantado el paro de labores que mantuvieron por casi 11 meses, este viernes nuevamente suspendieron sus actividades los integrantes de la Policía Municipal de Acapulco para exigir un seguro de vida y la destitución del titular de Seguridad Pública local.

El alcalde Luis Uruñuela Fey advirtió que descontará pagos y levantará actas administrativas a aquellos que no regresen a laborar, ya que el paro es ilegal.

En conferencia de prensa acompañado por el secretario de Seguridad Pública local, Marcos Esteban Juárez Escalera, el presidente municipal precisó que en esta ocasión son unos mil 500 empleados administrativos, viales, urbanos y turísticos los que suspendieron labores.

“El paro no es legal y por consecuencia el ayuntamiento tiene que seguir con las formalidades que obliga la ley. Una de ellas es que si no trabajan ni obedecen órdenes no se les pagará el salario a aquellos que no laboren”, advirtió.

Uruñuela Fey dijo que su gobierno realiza el mejor esfuerzo para atender los acuerdos pactados, y que incluso el seguro de vida que piden los uniformados ya se está pagando.

Refrendó los acuerdos y compromisos de que en caso de algún incidente el municipio absorberá todos los gastos de los empleados de la SSP.

Apenas el pasado 20 de marzo, luego de 11 meses de mantener tomadas las instalaciones y no laborar, los policías acordaron regresar a prestar sus servicios, pero de los 200 que iban a volver a laborar, apenas lo hicieron 90 solo sábado y domingo. El resto se negó a salir a las calles y ayer regresaron al paro de labores.

El abogado de los policías inconformes, Jesús Antonio Lemus Beltrán, explicó que volvieron a suspender labores, luego de que dos de integrantes de la corporación fueron abatidos en menos de 48 horas.

Las familias hicieron los trámites correspondientes a fin de contar con apoyo para los gastos funerarios, pero en el ayuntamiento “les dijeron que definitivamente solo iban a responder con gastos por 15 mil pesos cuando está pactado en 30 mil pesos”, reprochó.

Además, dijo que los policías recibieron un trato prepotente de parte del titular de la SSP. “Con una actitud arbitraria el secretario vino a gritonearle a la tropa. Desde ayer (jueves) ha tenido ese tipo de actitudes. Ha estado muy neurótico y vino a gritar que va a desconocer a los comandantes”, denunció el abogado.