Acabar la guerra contra las drogas, pide Salinas Pliego

La adicción, problema de salud, afirma. Propone que las autoridades se orienten a combatir delitos como el robo y el secuestro.
El presidente de Grupo Salinas.
El presidente de Grupo Salinas. (Octavio Hoyos)

Querétaro

Ricardo Salinas Pliego, presidente del Consejo de Grupo Salinas, opinó que el consumo de las drogas en México debe verse como un problema de salud y no como una lucha contra el crimen, a la cual se le han destinado esfuerzos y recursos sin retorno.

“Se crea un problema mucho más grave con la criminalización de las drogas que el efecto de salud. Si vemos la adicción como un problema de salud y le ponemos una fracción del dinero que gastamos en la guerra contra las drogas, vamos a tener mucho mejores resultados”, consideró.

Al participar en la duodécima edición de la Cumbre de Negocios, en la ciudad de Querétaro, el empresario indicó que se le debe poner fin a la lucha contra las drogas y a su prohibición para encaminar a las instituciones de seguridad a los problemas cotidianos que aquejan a la población.

“Terminar con la prohibición y la guerra contra las drogas es fundamental, porque mientras sigamos con este camino no vamos a poder atender los otros asuntos que son verdaderamente importantes”, expuso.

Salinas Pliego dijo que de acuerdo con la asociación civil México Unido contra la Delincuencia, 60 por ciento de los presos tienen relación con la mariguana, por lo que es necesario trasladar este problema al sector salud.

“Vamos a pelear por lo que sí tenemos. Vamos a enfocarnos al sistema de justicia, a los crímenes normales, a los que nos afectan a todos, a los robos, los secuestros, las violaciones, todas estas cosas horribles. Vamos a atender eso y manejemos la adicción como problema de salud”, dijo.

Aunque reconoció que el consumo de alcohol es más fuerte que el de las drogas, el empresario consideró relevante cambiar la estrategia gubernamental.

“Debemos cambiar la política, porque estamos tomando demasiados recursos, que no tenemos, para pelear una guerra que está perdida de antemano”, expresó.

Hace más de dos años, el empresario mexicano hizo un planteamiento similar durante una visita a Bogotá, Colombia, donde consideró que las instituciones de salud pública deberían regalar cocaína para erradicar el tráfico ilegal de drogas.

En aquella ocasión, Salinas Pliego sostuvo que esta transformación en la política erradicaría el negocio del narcotráfico debido a que se pondría fin a la venta de estupefacientes así como al tráfico de armas y la violencia en el país.

“Regalarla (la droga) en los centros de salud por el gobierno para que veamos que esto es un problema de salud pública y no de criminalidad”, indicó.