Abandonan cadáver en el interior de una cajuela

El dueño del vehículo informó que su chofer había desaparecido desde la madrugada de ayer.
El automóvil fue localizado afuera de una plaza ubicada en el cruce de avenida Guadalupe y Periférico.
El automóvil fue localizado afuera de una plaza ubicada en el cruce de avenida Guadalupe y Periférico. (Jorge Martínez)

Guadalajara

El olor a carne podrida que salía del interior de la cajuela de un taxi que estaba estacionado en el cruce de avenida Guadalupe y Periférico, delató lo que en su interior se encontraba; el cadáver de un hombre que estaba envuelto en cobijas.

Alrededor de las 13:00 horas del lunes agentes de la Secretaría de Movilidad detuvieron su marcha para multar al vehículo de alquiler que se encontraba estacionado sobre la banqueta de la plaza comercial de la colonia Paraísos del Colli, en Zapopan.

Cuando los agentes viales realizaban el folio el dueño del taxi se presentó ante los oficiales para denunciar que el automóvil que estaban sancionando era de su propiedad, y que desde la madrugada había desaparecido junto con el chofer.

El propietario del automotor traía consigo un duplicado de la llave con la que al momento de abrir la cajuela se llevó la sorpresa de su vida al encontrar en vuelto en un cobertor el cadáver del que aparentemente era su trabajador.

Los oficiales reportaron el hallazgo, por lo que casi de manera inmediata arribaron elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Zapopan, ya que a pocos metros de ahí se encuentra la base del Sector Tres de la corporación.

El área fue acordonada para evitar que algunos indicios que pudieran existir sobre los hechos fueran alterados.

El dueño del taxi informó a las autoridades que su chofer tenía que haber entregado el vehículo a su relevo a eso de las 05:00 de la mañana lo que nunca ocurrió, por lo que trató de contactarlo, pero nunca le contestó el teléfono celular. Más tarde optó por salir a la calle a buscarlo hasta que dio con él en la plaza.

De momento se ignora la identidad de la persona fallecida aunque trascendió en el sitio que el cuerpo podría pertenecer al taxista de nombre Octavio Pérez Limón, de 55 años, quien de acuerdo con las autoridades, cuenta con antecedentes penales por el delito de homicidio.

El automóvil, con el cadáver en su interior, fue remolcado con una grúa a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde continuarán con las investigaciones.

Cabe resaltar que a unos metros de donde fue abandonado el taxi se encuentran al menos tres cámaras de seguridad, cuyas imágenes podrían ser pieza fundamental para resolver el homicidio.