Abandona familia de Gregorio vivienda en Villa de Allende

La esposa e hijos del periodista asesinado fueron ubicados en otro lugar ante posibles represalias por parte de los parientes de la mujer detenida y acusada por el homicidio.

Coatzacoalcos, Veracruz

La familia del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz fue trasladada a otro lugar para resguardar su integridad ante una posible represalia, por parientes de Teresa de Jesús Hernández Cruz, quien se encuentra detenida por el homicidio del comunicador.

El gobierno de Veracruz dio las facilidades para que los parientes del reportero, que fue secuestrado el 5 de febrero, abandonaran la vivienda, situada en la colonia Fonhapo, en la comunidad Villa de Allende, del municipio de Coatzacoalcos.

La casa de piso de tierra y techo de lámina sólo conserva algunos de los libros que leía el comunicador, además de su cama.

Por la tarde, el cuerpo de Goyo fue enterrado en el panteón de Villa de Allende, luego de que ayer fuerzas federales y estatales localizaron una fosa clandestina en el municipio veracruzano de Las Choapas, en la que exhumaron tres cadáveres, entre ellos el del reportero.

Según información de gobierno estatal, insistió en que el asesinato del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz fue por las diferencias que tuvo con su vecina Teresa de Jesús Hernández Cruz.

Por su parte, Carmela Hernández, esposa del reportero, aseguró que el 'levantamiento' y posterior homicidio de Goyo fue por venganza de su vecina, Teresa de Jesús, ya que había publicado una nota donde señalaba que el bar El Palmar, propiedad de su vecina, secuestraban a migrantes.