• Regístrate
Estás leyendo: En 3 estados, homicidios suben de 200 a 400% en este sexenio
Comparte esta noticia

En 3 estados, homicidios suben de 200 a 400% en este sexenio

Violencia del crimen y justicia

Malos resultados. En total fueron 25 entidades, con gobiernos emanados de todos los partidos, los que fracasaron en contener a la delincuencia pese al respaldo federal que recibieron.
Publicidad
Publicidad

Durante el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, a la mayoría de los gobernadores (emanados de todos los partidos) tampoco les fue bien en temas de seguridad: los homicidios dolosos aumentaron en 25 estados con respecto a los índices registrados en tiempos del gobierno del panista Felipe Calderón, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Los casos más alarmantes de crecimiento de la violencia —con 140 y 478 por ciento de aumento de un sexenio a otro— se dieron en entidades que históricamente registraban bajos índices de criminalidad, como Baja California Sur, Colima, Zacatecas y Guanajuato, pero con la llegada de grupos criminales que se disputan el trasiego y el mercado de drogas (más los delitos conexos como huachicoleo, extorsión y secuestro), las muertes violentas se desbordaron. También fue el caso de Tamaulipas, que ya tenía un largo historial delictivo.

Ante la incapacidad de los gobiernos locales para contener la delincuencia, en la presente administración se realizaron esfuerzos para contrarrestar la violencia de grupos criminales. Entre las estrategias se presentaron operativos conjuntos de fuerzas federales y locales en entidades como Guerrero, Guanajuato, Baja California, Michoacán y Tamaulipas, pero los índices de violencia se mantienen en niveles altos o muy altos.

Ni el mayor despliegue de militares erradicó la inseguridad en los puntos más conflictivos del territorio nacional: los efectivos destinados para combatir al crimen organizado y ayudar en actividades de seguridad pública pasó de un promedio anual de 48 mil 500 soldados en el sexenio de Calderón a 56 mil militares en el gobierno de Peña Nieto que está por terminar.

El presupuesto ejercido para funciones de “Justicia, Seguridad Nacional y Asuntos de Orden Público y Seguridad Interior” también creció 549 mil millones de pesos con respecto al sexenio pasado, y ni así se logró reducir la violencia.

A pesar de que el Estado mexicano tuvo más recursos económicos, mayor despliegue de fuerzas de seguridad y capturas de grandes capos de la droga, como la de Joaquín El Chapo Guzmán, los homicidios dolosos registran niveles históricos en la mayoría de las entidades.

VIOLENCIA EXPONENCIAL

En Baja California Sur se registra un incremento de 478.5 por ciento de este delito con respecto al sexenio de Calderón. La entidad, muy conocida por destinos turísticos como Los Cabos, pasó de tener 205 muertes violentas en el sexenio pasado a registrar mil 186 víctimas durante el periodo de Peña Nieto. Un incremento de 981 asesinatos de una administración a otra. Esto ocurrió durante los gobiernos panistas de Marcos Covarrubias y el actual mandatario Carlos Mendoza.

En Colima los homicidios dolosos pasaron de 634 a 2 mil 211 casos, lo que arroja un aumento de 248.7 por ciento. Los altos índices de asesinatos en el estado propiciaron que EU incluyera a este estado en la alerta de viajes y la calificó con el nivel 4, el de máxima violencia, similar a países en guerra como Siria. Los gobernadores en este periodo fueron los priistas Mariano Anguiano, Ramón Pérez (interino) y José Ignacio Peralta (actual).

Con poco más de 720 mil pobladores, Colima se ha posicionado en el primer lugar nacional de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en los últimos años. En 2017 se cometieron 700 asesinatos, mientras que en 2016 fueron 524.

Las 2 mil 11 muertes violentas registradas en Zacatecas representan un incremento de mil 385 homicidios dolosos (221.2 por ciento) en comparación con los registros del sexenio previo. El arribo de los grupos delictivos a la entidad ocasionó que entre diciembre de 2012 y abril de 2015 se cometieran más asesinatos que durante el sexenio anterior, pero esta cifra sólo era el inicio de una ola de violencia que aumentó, pues entre 2016 y octubre de 2018 se cometieron mil 473 homicidios. En estos dos sexenios el estado fue gobernado por los priistas Miguel Alonso Reyes y el actual Alejandro Tello.

La aparición de grupos dedicados al robo de combustible y el cobro de derecho de piso a negocios en Guanajuato ocasionaron un alza de las ejecuciones. En casi seis años fueron asesinadas 6 mil 490 personas en la entidad, una cifra 140.8 por ciento mayor que los 2 mil 695 delitos denunciados entre diciembre de 2006 y noviembre de 2011. Ahí gobernó el panista Miguel Márquez Márquez entre septiembre de 2012 al mismo mes de 2018 y actualmente llegó al cargo Diego Sinhué Rodríguez.

Los estados con una diferencia mayor en números absolutos en los homicidios dolosos entre un sexenio y otro fueron Guanajuato, donde se rebasó el registro del sexenio anterior por 3 mil 795 asesinatos más; Baja California, con 3 mil 726 homicidios adicionales; Estado de México con 3 mil 645 delitos de incremento y Guerrero con 3 mil 165 muertes violentas más con respecto al sexenio pasado.

Hubo entidades que disminuyeron sus índices de violencia, como Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León y Coahuila, que durante el sexenio de Calderón se ubicaron entre las más violentas.

MATAN A FEDERAL

En Tonalá, Jalisco, un policía federal murió y otro resultó herido al ser agredidos a balazos por hombres armados.

Según los primeros reportes, los hechos ocurrieron en la colonia Las Puertas, donde los federales perseguían a hombres a bordo de un Grand Marquis.

En Nuevo León, la fiscalía confirmó que los restos humanos regados a las afueras de los penales de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico eran de un hombre que fue sustraído de una funeraria en Tamaulipas.

También hubo ejecutados en Guerrero (15), Oaxaca (4), Puebla (1) y Chiapas (1).

CLAVES

LA MARCA
Con base en cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se tiene que en 2017 hubo 25 mil 28 homicidios dolosos, lo que representa la cifra más alta en 20 años.

PLAGIAN A MANDOS
Autoridades ministeriales informaron que fueron secuestrados Christian Parada, director de Seguridad Pública, y Ángel Jiménez, comandante de la policía de Acatzingo, Puebla.

EN LA CAPITAL
La violencia afectó también a CdMx este miércoles. En la colonia Del Valle se suscitó una balacera entre personas que iban en una motocicleta y otras que viajaban en un auto.

EL SALDO
Autoridades confirmaron que al menos hubo dos heridos, entre ellos una mujer que fue identificada como Anahí Solís, presuntamente policía de investigación. Fue internada en el hospital Mocel.

Y ADEMÁS

CUESTIONAN TESTIMONIO DE EL GORDO
"Cuando luchaba contra mi extradición nunca le fallé, nunca lo traicioné, nunca le robé, jamás mencioné su nombre, cuidé de su familia y aun así me quiso asesinar cuatro veces", declaró Miguel Ángel Martínez en el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán.

Pero en el interrogatorio a que lo sometió William Purpura, del equipo de abogados que defiende al capo mexicano, El Gordo aceptó que en algún momento había mentido. “En abril de 2006 usted dijo que habían sido dos intentos de asesinato y ahora le viene a decir a este jurado que son cuatro, ¿en cuál de las dos miente?”, cuestionó el litigante al testigo sin rostro.

Sin embargo, la versión de la serenata en el Reclusorio Sur fue la que más puso en duda Purpura. El Gordo dijo que una noche afuera del penal llegó una banda a tocar “Puños de tierra”, una de las canciones favoritas de Guzmán Loera. Y después le lanzaron dos granadazos a su celda.

Con información de: Jorge Martínez, Eduardo Mendieta, Sandra González, rogelio Agustín Esteban, Javier Trujillo y Abraham Jiménez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.