En 24 horas, 16 muertos en Tijuana

La Policía Federal asegura en el aeropuerto 10 mdd cuya procedencia no fue acreditada.
El dinero estaba en 31 costales.
El dinero estaba en 31 costales. (Especial)

Baja California

Quince homicidios violentos se registraron en 24 horas en distintos puntos de Tijuana; todas las víctimas eran del sexo masculino, y uno tenía 16 años de edad.

El largo baño de sangre por las calles de Tijuana comenzó el miércoles 28 de marzo a las 06:00 horas, cuando se reportaron dos homicidios; el primero de ellos, el asesinato a balazos de un hombre en la colonia Buenos Aires Sur.

De manera casi simultánea, otro individuo fue acribillado en la colonia Residencial La Esperanza.

A las 10:42 horas en la clínica Uno del IMSS, un sujeto perdió la vida debido a graves lesiones luego de ser atacado a balazos.

La ola de violencia continuó con el hallazgo de restos humanos en una calle de la colonia Durango, en la delegación La Mesa.

También entre las 14:19 y las 16:00 horas del mismo día, en la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital General de Tijuana, dos hombres murieron debido a heridas de bala que les dañaron órganos vitales.

Dos homicidios violentos más se suscitaron entre las 17:17 y las 18:45 horas, debido a que en la colonia Reforma, delegación Sánchez Taboada, un adulto fue ultimado a a balazos.

En la colonia Mariano Matamoros, delegación La Presa, un adolescente de 16 años perdió la vida al ser ejecutado a balazos.

La violenta noche cerró cuando en un lapso de cuatro horas dos personas murieron baleados, en hechos que se registraron en las colonias Colinas de California e Ignacio Zaragoza.

El Jueves Santo, en ocho horas cinco hombres fueron ejecutados a balazos en diversos puntos.

En tanto, la Policía Federal aseguró 10 millones de dólares que transportaba una persona en el aeropuerto de Tijuana.

Agentes federales tuvieron contacto con 31 costales de plástico color blanco que se encontraban sobre la plataforma de carga del vehículo de una aerolínea comercial.

Una persona se aproximó a la zona para recoger los costales que contenían dólares americanos, y para acreditar la procedencia de la carga presentó una carta factura que carecía de los códigos para su verificación fiscal, además de no contar con el acta constitutiva de la empresa encargada de transportar la carga, ni oficio de comisión de la empresa de traslado de valores contratada para realizar dicho servicio.