• Regístrate
Estás leyendo: En 11 años asesinaron a 9 ediles del Estado de México
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 13:18 Hoy

En 11 años asesinaron a 9 ediles del Estado de México

El más reciente caso ocurrió en junio de 2017 en contra de un regidor suplente de Nezahualcóyotl.

Publicidad
Publicidad

Alicia Rivera

En 11 años, en el país han sido asesinados 105 alcaldes, regidores y síndicos de diferentes partidos políticos, de los cuales nueve pertenecían a los municipios mexiquenses de Amatepec, Nezahualcóyotl, Sultepec, Jilotzingo, Amecameca, Cuautitlán Izcalli, Zacualpan, Ixtapan de la Sal y Tecámac.

Un recuento realizado por la Asociación de Autoridades Locales de México A.C. (AALMAC), refiere que noviembre del año pasado ha sido el más violento a nivel nacional en contra de los gobiernos locales cuando fueron asesinados tres munícipes.

En lo que toca al Estado de México, el más reciente homicidio se cometió el 30 de junio de 2017 contra el regidor suplente en el Ayuntamiento de Nezahualcóyotl, Gregorio Delgadillo Santos, militante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En 2016, tres integrantes municipales fueron asesinados en el Estado de México. El primer crimen fue cometido en abril, contra el alcalde de Jilotzingo, Juan Antonio Mayén. Meses después, en Amatepec fue abatido el regidor priista, César Ramírez Vargas y corrió la misma suerte, Genaro González Hernández, edil de Sultepec, integrante del PRD.

Rosendo García Rodríguez, ex alcalde panista de Amecameca, fue ultimado en septiembre de 2014 y en ese mismo año, también mataron a Lázaro Melgarejo Baca, ex regidor, también militante del PAN, en Cuautitlán Izcalli.

En agosto de 2011, fue asesinado el alcalde de Zacualpan, José Eduviges Nava Altamirano, del PT y en octubre de 2008, el priista, Salvador Vergara Cruz, presidente municipal de Ixtapan de la Sal, también murió victimado.

En noviembre de 2010 el ex edil de Tecámac, Nazario Cruz Vargas, fue degollado y su cadáver localizado en el barrio San Pedro Atzompa.

Los años sin muertes que lamentar en contra de autoridades municipales son 2006, 2007, 2009, 2012, 2013, 2015 y 2017. El universo es de mil 607 ediles cada trienio, donde se cuentan a los 125 alcaldes, mil 343 regidores y 139 síndicos mexiquenses.

Pero no sólo los ediles han sido blanco de la delincuencia. También están los atentados en contra del diputado federal Ramón Montalvo Hernández, actual alcalde de Valle de Chalco, quien recibió cinco impactos de bala en mano, pie y brazo cuando viajaba en una camioneta, o el de David Figueroa Ortega, representante popular federal de Sonora, que se convirtió en una víctima cuando salía del Aeropuerto Internacional de Toluca y usó la carretera México Toluca.

De acuerdo al SNSP a nivel nacional, de enero a noviembre del año pasado, se cometieron un millón 668 mil 316 ilícitos. De estos 15.9 por ciento se denunciaron en el Estado de México, que entre 2016 y 2017 registró un aumento en la incidencia delictiva de 33.78 por ciento, en 2016 fueron 1199 mil 167 actas y en el mismo periodo, del 2017, llegaron a 266 mil 463.

La tasa de homicidios también aumentó. De 2 mil 535 casos se fue a 2 mil 768, es decir 233 más, que representa un alza de 9.19 puntos porcentuales. En promedio en el año que acaba de terminar 8.38 personas perdieron la vida cada 24 horas, pero no sólo por atentados, sino también por accidentes.

La entidad con el mayor número de crímenes cometidos contra autoridades municipales es Oaxaca con 16 delitos de 2006 a 2017.

Autoridades de municipios mexiquenses del Valle de México, han referido que no han recibido amenazas ni por vía telefónica ni en redes sociales.

El presidente de la ANAC, Enrique Vargas del Villar señaló que bajo ninguna circunstancia pueden seguir este tipo de conductas contra ningún representante popular, que realizan su mejor esfuerzo al estar el frente sus municipios.


SGCF

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.