• Regístrate
Estás leyendo: Sin futuro cercano
Comparte esta noticia

Columna de Xavier Moyssén Lechuga

Sin futuro cercano

Xavier Moyssén Lechuga

Publicidad
Publicidad

En cuanto al ámbito cultural el 2018 culminó, desgraciadamente, como en otras tantas áreas: dividiendo a la comunidad. No bastó con definir quiénes creyeron o creen en el proyecto de López y quiénes se oponen al mismo, sino que ahora se nos vuelve a situar en bandos contrarios al considerar el presupuesto que se presentó y aprobó para este año fiscal; por una parte están quienes aplauden la magra cantidad que se destinará a este campo, que es, o debiera ser, fundamental para cualquier país, y por otro, quienes esperábamos algo más, en lo personal un proyecto real de cultura.

Rápidamente menciono un par de consecuencias que desde ya empezamos a padecer: el recorte similar que sufrirán las entidades federativas, vía su propio presupuesto, vía los apoyos federales con que se complementan. Y, dos, el estado en que quedarán, a nivel federal y estatal, becas, convenios, co-inversiones, restauros y salvamentos, nuevas exploraciones, futuras exposiciones, programas de teatro, música, ballet, acción editorial, apoyos a la educación artística, etcétera, etcétera. Un comentario más. No hay que ser ingenuos y creer que con lo destinado alcanzará para todo y hasta para más. Y, dos, es obvio que algunas de éstas u otras actividades se convertirán en prioritarias y ocuparán la mayor cantidad de recursos, mientras que otras, prácticamente, pasarán al cajón del olvido.

Esto último es lo que me parece más serio, porque cambios o no cambios en la conducción administrativa y política del país, en este caso dejan intacto el factor discrecional y, así pues, entre los planes que ha presentado la secretaria del ramo sobresalen los que van a favor de las actividades populares, que son para el pueblo, que llevan el arte al pueblo, que recogen el arte y demás manifestaciones del pueblo, y todo aquello que suene a eventos masivos, a manifestaciones multitudinarias, en donde, como de costumbre, cuente más la cantidad que la calidad.

Pero el problema no es solo lo discrecional con que se moverán y se han movido los dineros en cultura, ni el que muchos sientan que hoy es su revancha, sino que no existe, ni a nivel federal y menos estatal, una Ley de Cultura que más o menos fijara o estableciera con claridad, aunque fuera relativa, qué es lo que el estado –el país– quiere y espera de esta área, cuáles son sus objetivos, sus prioridades, cómo se relaciona con otras metas a lograr, qué hará para contribuir con los planes nacionales, y con qué recursos deberá contar para poder cumplir con lo que se le demande, nada distinto a lo que se desea y espera sea el funcionamiento de cualquier otra secretaría.

No alcanzo a entender cuál es la reticencia a crear –a nivel estatal o federal– un documento como el que menciono arriba (u otro mucho mejor), mismo que no fuera Constitucional, pero sí mínimamente sexenal o mejor aun transexenal, para que fuera sufriendo las modificaciones del caso o fuera fácilmente substituido –después de así debatirlo– por uno nuevo. Lo último que se recuerda –y que ni siquiera fue una ley formalmente hablando– fueron las acciones elaboradas y puestas en marcha por José Vasconcelos allá por los años 20 del siglo pasado y que se mantuvieron, con las modificaciones que se les fueron haciendo y adaptando, hasta aproximadamente la década de los 90. Un rápido recorrido por esos más de 50 años nos dejarían ver claramente cómo los sucesivos gobiernos, de Obregón a Salinas de Gortari, se valieron del área cultural para cumplimentar sus políticas en otros campos.

Finalmente, ¿por qué y para qué sería necesario y deseable un instrumento de este tipo? Bueno, creo yo que no solo para dar respuesta a las preguntas que planteo más arriba, sino también para contar con una plataforma formal a partir de la cual se debata y argumente el ser y hacer de la actividad cultural en México –en el estado– en lugar de seguir haciéndolo sobre los muchos o pocos dineros y sus probables beneficiarios.

Que tengan ustedes un próspero año.

moyssenl@gmail.com
https://soloartesvisuales.blogspot.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.