• Regístrate
Estás leyendo: Retratos para esconder detrás de la puerta
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:22 Hoy

Columna de Xavier Moyssén Lechuga

Retratos para esconder detrás de la puerta

Xavier Moyssén Lechuga

Publicidad
Publicidad

Soy de los que piensan que entre las tantas cosas que le faltan al pobre Conarte, una es que tenga continuidad. Estoy convencido de que la única manera en que se pueden tener programas que realmente afecten a la formación de la población, es asegurándoles una continuidad de mediano y largo plazo, que es cuando se pueden ver los frutos que da, o no, lo plantado.

Tal es el caso, creo yo, de la Pinacoteca de Nuevo León. A lo largo de los últimos nueve años, si ha habido una dependencia del campo de la cultura que ha tenido objetivos claros y actuados en consecuencia, lo ha sido ésta precisamente.

Por lo anterior no deja de ser una sorpresa que la última exhibición que organiza la que suponemos es la administración que va de salida, sea tan notoriamente equívoca, me refiero a la intitulada Retratos tras el cristal y Queen del productor español Valentín Toledo. Tres puntos sostienen mi afirmación. Uno, siendo supuestamente la última exhibición que queda bajo tu responsabilidad, se antoja que esta estuviera dedicada a la presentación de los productores locales. Dos, no hagas cosas buenas que parezcan malas. El incluir tu propio retrato al lado de las demás personalidades de la burguesía local, puede dar mucho de qué hablar; ni qué decir que sea la propia curadora la que también aproveche el viaje y promocione su retrato, casi casi como si fuera el eje de la exposición. Tercero, si las críticas que han recibido las exposiciones montadas aquí tienen que ver, en buena parte, con la calidad de los trabajos de nuestros productores, parece increíble que se destine otra sala para la exhibición de una manualidad, en el mejor de los casos, precipitada, de mal gusto, sin sorpresa, y más bien destinada a ser comerciada en una pulga que a ser exhibida en estas salas.

Dos puntos finales. Habría que recordar que aquí mismo vive y trabaja el fotógrafo Juan Rodrigo Llaguno, uno de los dos o tres mejores retratistas del país, así que si de retratos significativos se trata no hay comparación alguna entre lo que aquí vemos y el muy superior trabajo de Llaguno. Dos, cualquier chava o chavo que estudie diseño, comunicación, fotografía o carreras afines, o que simplemente le sepa a los programas que hay para el tratamiento digital de las imágenes, puede hacer lo mismo que aquí vemos, o incluso más.


xavier.moyssenl@udem.edu
visionyrepresentacion.blogspot.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.