• Regístrate
Estás leyendo: Miscelánea de Semana Mayor (I de II)
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 01:01 Hoy

Columna de Xavier Moyssén Lechuga

Miscelánea de Semana Mayor (I de II)

Xavier Moyssén Lechuga

Publicidad
Publicidad

Para un buen número de habitantes de esta ciudad el periodo vacacional más importante del año inició oficialmente con la primavera, aunque ya desde el viernes a mediodía se fue haciendo evidente que la ciudad bajaba de ritmo para quedar como abandonada a partir del Jueves Santo, o sea el jueves 24, pasado mañana. Mucho trabajo deberían tener analistas y sociólogos, así como otros científicos especialistas en lo social, para explicar el porqué de esta conducta, no la de viajar, sino la de tomar estos días, precisamente, para hacerlo, cuando es bien sabido que es el momento del año en que el sector turismo se aprovecha y no sólo sube los precios de todo, sino que, rebasado por la demanda, ofrece un pésimo servicio, por lo que la experiencia vacacional resulta ser un verdadero vía crucis, con lo que, al último, se termina recordando, sí o sí, la Pasión de Jesús (que, entre paréntesis, éste sigue siendo un tema también pendiente de explicación, de cómo estos días destinados a la reflexión religiosas terminan siendo el momento ideal para la juerga; extraña relación entre los sectores laboral y religioso).

Consecuencia de lo anterior, la dinámica de la vida cultural de la ciudad también se ve disminuida, aunque es verdad se mantienen ciertos espectáculos populares mientras que museos y otros espacios llegan a permanecer cerrados los días Santos, lo que resulta contradictorio pues se supone es cuando la mayoría de la población podría aprovechar su tiempo libre visitando exposiciones, yendo al teatro, escuchando música, etc.

De entre lo que no ha perdido su vigencia por esta pausa religioso-laboral, se encuentran las siguientes tres notas que me parece no se han comentado lo suficiente a pesar de su importancia. La primera, claro está, no puede ser otra que la inauguración el pasado día 17 de marzo, de la exposición intitulada Guadalupana, un conjunto de cerca de 40 piezas dedicadas a la Virgen del Tepeyac propiedad del coleccionista y anticuario Rodrigo Rivero Lake. Extraño, sí, ¿por qué presentar en este momento una muestra que tiene un día más que definido para que se conmemore a la Virgen? Pero si se encuentra desubicado el día, peor aún lo está el sitio donde se lleva a cabo, la Fototeca de Nuevo León. La polifuncionalidad de los espacios no quiere decir que expongas en ellos lo que mejor te venga en gana, sino que ahí se pueden desarrollar diversas actividades, todas ellas, obviamente, relacionadas con la vocación original de ese espacio. Si después de tanto esperar, de cruzar dedos esperando que al sector cultura le vaya mejor, de creer que estos funcionarios sí saben lo que hacen, que son los buenos, inician sus actividades con esta clase de exposición y sobretodo de confusión, entonces no creo se deba esperar más, así por el mismo tono creo es lo que vendrá, no sorprenda entonces que la siguiente expo Tus Quince se lleve a cabo en las salas del Centro de las Artes (es una muestra de cultura popular).

La segunda nota a comentar es que según la auditoría llevada a cabo al Tribunal Superior de Justicia, éste cuenta entre sus activos con casi 4 millones de pesos en obras de arte, obras que según el magistrado Gustavo Guerrero se han adquirido, en diversos momentos —cuando ha existido la oportunidad— como aportaciones a la Cruz Roja. Desde mi perspectiva (no sé si el Tribunal tenga restricciones respecto a los gastos que pueda hacer), no hay nada de que sorprenderse siempre y cuando las compras estén debidamente documentadas. Tampoco creo que valga la pena discutir si lo comprado vale o no esa cantidad; lo que sí creo se debe hacer es que esas piezas deben pasar a ser parte del patrimonio del Estado, es decir, deben registrarse como parte del acervo de la Pinacoteca de Nuevo León que es la instancia encargada de resguardar el material pictórico que es propiedad del Estado.

Por último, no porque no sea importante sino por ser la nota con la que también iniciaremos la siguiente semana, tocaré el tema del proyecto denominado Santa Lucía ¡Vive! que se puso en marcha el pasado día 18. Su primera etapa será este periodo vacacional en el cual se pretende presentar hasta 15 actividades diarias. Fuera de estos días se espera estar llevando hasta el canal del río diversas actividades, es decir, convertirlo en una especie de foco cultural de la ciudad. Muy bien, pero ¿y el Festival Internacional Santa Lucía, al que incluso se le aumentó el presupuesto para este año? ¿No sería más conveniente concentrar todos los recursos en un solo evento de primerísima calidad, en lugar de muchos que podrían resultar cuestionables? El comentario lo hago porque se dice una y otra vez que no hay presupuesto, que se cancelan eventos, proyectos y puestos, por lo mismo, entonces ¿no debería haber una mejor organización y administración de los magros recursos con que se cuenta?, o ¿si hay fondos pero no se quieren dar a conocer?

xavier.moyssenl@udem.edu
www.veryrepresentar.blogspot.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.