• Regístrate
Estás leyendo: Fotografías y reconocimientos
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 14:41 Hoy

Columna de Xavier Moyssén Lechuga

Fotografías y reconocimientos

Xavier Moyssén Lechuga

Publicidad
Publicidad

He de decir que muchas veces escribo sobre aquello que no me es claro esperando que en el desarrollo del tema me llegue la comprensión del mismo, lo que, por fortuna, sucede generalmente. Así que no es por necio que regreso una y otra vez a lo mismo, sino más bien esperando comprender qué es lo que hay detrás de aquello, o qué nos quieren decir, dar a entender, vender o convencer con tal o cual tema.

Las líneas que están ustedes leyendo surgen por una fotografía sobre la que ya he hablado, el retrato de Elena Poniatowska que le hiciera, por azares del destino, Alan Flores. Actualmente y partir del 13 de noviembre se exhibe en la muestra Retratos y Literatura. Los retratos de los Premios Cervantes en la Biblioteca Nacional de España, en una de las galerías de esta institución. Me corrijo, mi interés en el tema no es por la fotografía ni su autor. Ya he dicho que esta imagen lo único que pone en evidencia es, en el mejor de los casos, el mal gusto de la escritora, así como una concepción bastante cuestionable de su propia representación. Lo que me llama la atención es el porqué se insiste en difundir no el evento, sino la presencia de esta fotografía, como si en verdad fuera un parteaguas, una obra maestra de la fotografía.

No es esta la primera vez que se retrata a un ganador del Premio Cervantes, ya que desde 1999 se tomó esta decisión y que fueran representados por algún productor que ellos mismos seleccionaran. En total se cuenta con 39 retratos, de Jorge Guillén, quien fuera el primer premiado en 1976, al de la mexicana, del 2013. Así pues se cuenta con pinturas del mayor interés, como podrían ser la ya mencionada de Guillén, obra de Carlos García Alix, el retrato de Octavio Paz quien ganara el premio en 1981 y fuera pintado por Ángel Mateo Charris, o el excelente de Carlos Fuentes, premio Cervantes del 87, obra de Yishai Jusidman. Pero también hay otros horrorosos como el de María Zambrano, premio 1988, pintado por Jesús González de la Torre, o el de Ana María Matute, ganadora en el 2010, ejecutado por Alicia Marsans, y el referido.

Tampoco fue la primera vez que un premiado se atreviera a sugerir que su retrato fuera una fotografía, ya que hasta ahora, del total de retratos, cuatro son fotografías. La primera fue la de Sergio Pitol, quien obtuvo el premio en 2005 y decidió estar representado por una fotografía de Jordi Socias. Le sigue el retrato de Juan Marsé, ganador en el 2008, representado en esta galería d por un trabajo mixto de Gonzalo Goytisolo. La más reciente era un muy buen autorretrato de Nicanor Parra, quien ganara el premio en el 2011. A ellos se suma ahora el trabajo de Alan Flores.

¿Por qué entonces insistir tanto en la nota si no es buen retrato, si no es el único, ni rompe con la tradición del retrato pintado?, ¿porque es de Monterrey su autor, porque es mexicano o porque fotografió a Elenita? Ninguna de esas razones me parecería suficiente para que se le conceda tanto espacio.

No dudo que habrá quienes crean o afirmen que al regresar a este tema soy el primero en darle la importancia que pretendo negarle. Y tal vez pudiera ser así, pero también creo que se deben decir ciertas cosas sin otro afán que el de hacerlas transparentes, ¿por qué no se concede la misma importancia a otras notas relacionadas con la actividad artística y cultural de la ciudad; de los productores que aquí o desde aquí día a día hacen su mejor esfuerzo por dar a conocer honestamente su quehacer? No sé si de acuerdo a los intereses y fines de la mercadotecnia venda más este retrato del Sr. Flores que saber que a la misma Poniatowska la ha retratado, e infinitamente mejor, Juan Rodrigo Llaguno, de ser así es poco lo que tengo que agregar al respecto; si los criterios de selección y difusión están más bien relacionados o comprometidos con las ventas, y éstas con la popularidad o con lo que está de moda, en vez de la calidad, la seriedad del trabajo o el respeto y conocimiento del medio, del género, y el retratado, entonces bienvenidos sean eventos y notas como esta, sólo que luego no nos sorprenda por qué en otros ámbitos, con otras exigencias o requisitos de calidad no logramos figurar.

xmoyssen@udem.edu.mx

www.visionyrepresentacion.blogspot.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.