• Regístrate
Estás leyendo: Estadios de futbol; conclave a la violencia
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 05:57 Hoy

Columna de Willy Asva

Estadios de futbol; conclave a la violencia

Willy Asva

Publicidad
Publicidad

La violencia en los estadios del futbol mexicano se está convirtiendo en el pan nuestro de cada fin de semana. Quienes tenemos el poder de una pluma y una plataforma nos equivocamos al tocar el tema solo cuando hay acontecimientos como los perpetrados el pasado 17 de febrero en la cancha del 'Pirata' Fuente, cuando debería ser una constante para ayudar desde nuestras trincheras a erradicar este mal que nos afecta a todos. Sucesos como este no solo empañan el futbol, un hermoso deporte, sino que también se ve manchada la imagen y denigra a nuestro país como sociedad. El problema de que no se erradique la violencia en los estadios somos todos; tanto afición, como directivos, como afiliados a la FMF y prensa.

Las famosas barras de los equipos son un caso preocupante. En un principio, la finalidad era crear un “grupo de animación” para apoyar y alentar al equipo, seguirlos y respaldarlos en las buenas y en las malas, en su casa y fuera de ella. Pero ¿en qué momento se adulteró, se corrompió, el fenómeno “barra” o grupos de animación, como le llaman algunos solapadores?

En varios casos (por no decir en la mayoría) las mismas barras son patrocinadas por las directivas. Sí, esas mismas que, cuando juega su equipo de local son unos corderos; apoyan y alientan a su equipo. Pero cuando van de visita se sienten agredidos por el simple hecho de salir de casa, esos mismos corderos se ponen el traje de delincuentes. Al salir de “su zona” se sienten con el poder de hacer y deshacer con total impunidad, creen que están por encima de la autoridad, y ahí es donde suceden las famosas confrontaciones. Al ser visitante el barrista se confunde y se cree invencible, dueño de las calles, del estadio y de los oficiales del orden público.

No quiero generalizar, porque también hay barras o grupos de animación que son ejemplares, pero es garbanzo de a libra. En su mayoría, las barras son conclaves que incitan y fomentan la violencia. Lo sucedido en el estadio Luis “Pirata” Fuente se desencadeno gracias a la negligencia del personal operativo, de logística y de seguridad tanto privada como pública dentro del inmueble. Una serie de errores graves y lamentables que poco faltó para que hubiera decesos. Si esto no les sirve como escarmiento a la FMF y la Comisión Disciplinaria para tomar medidas ejemplares y drásticas, tanto para los visitantes como para los locales, entonces no sé qué es lo que están esperando para hacerlo, es el momento de dar un golpe en la mesa y decir ¡ya basta!

Encontrar o señalar al responsable de comenzar la barbarie en las gradas es una quimera; los de Tigres dicen que ellos solo se defendieron, los de Veracruz que los agredieron primero, etc. Mil versiones; videos, imágenes y un sinfín de interpretaciones a conveniencia acompañan este hecho lamentable y vergonzoso, que seguir bajo este mismo tenor no nos llevaran absolutamente a nada, sería el tema de nunca acabar.

Los directivos del futbol mexicano tienen el sartén por el mango, es momento de cambiar el rumbo antes de que sea demasiado tarde, que poco nos falta. Es tiempo de que los estadios los recuperen los buenos aficionados, los que en verdad van a apoyar a su equipo sin agredir a la afición rival, es momento de que los violentos, los rijosos y los que se sienten omnipotentes estén fuera de las calles y sean tratados como tales; como delincuentes y vándalos. Es tiempo de que las familias tengan derecho a disfrutar de un espectáculo sin el temor a ser agredidos tanto física como verbalmente, y en el peor de los casos, jugarse hasta la vida, antes, durante y después del partido. La última palabra la tiene la FMF el próximo lunes cuando decidan cuáles serán las sanciones a los involucrados. Ustedes, señores directivos en base a esas sanciones dirán adónde quieren que llegar, si seguir solapando estos actos de salvajismo y brutalidad o comienzan a erradicar el problema que cada semana se va agravando.


Twitter: @WillyAsva

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.