• Regístrate
Estás leyendo: Siguiendo a Tigres
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 00:50 Hoy

Siguiendo a Tigres

Publicidad
Publicidad

Es bueno, es un halago que todos los equipos de México quieran ser como Tigres. Hasta el América quiere imitar a Tigres contratando a Jérémy Ménez, un francés que llega desde Turquía para tratar de igualar lo hecho por los de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Inmediatamente vi la reacción de mis colegas capitalinos al comparar la llegada del Bómboro contra la de este nuevo jugador europeo que llega a nuestra Liga. No sé si Ménez va a ser tan bueno como Gignac. Eso el tiempo lo dirá.

Por lo pronto, este momento que pasa Tigres es inigualable. La institución felina es la más renombrada en todo el continente y la que mejor hace las cosas en todo nuestro balompié.

Para nadie es novedad que Tigres ha sabido invertir correctamente en los jugadores que encajan perfectamente en el esquema del Tuca Ferretti.

Todo comienza con un portero que intimida, una central de categoría, laterales de gran marca, volantes de contención de buen pie, volantes por los costados con desequilibrio y con gran sacrificio defensivo. Y en la delantera jugadores de calidad fuera de toda discusión. El gran André-Pierre Gignac, el fabuloso Eduardo Vargas y el electrizante Enner Valencia.

Un técnico muy respetado por sus jugadores y directiva, que tiene todo el apoyo de sus dirigentes para que le compren todo jugador que pide. No hay nadie en México que se le acerque a esta directiva, nadie.

No hay nadie que maneje tan bien las relaciones públicas y no hay nadie que comercialice tan bien como lo hace Tigres. Les puedo asegurar que tampoco hay nadie que le gané en ingresos económicos.

Su solvencia es determinante para lograr los éxitos que han cosechado. Es bueno que te sigan. Es bueno ser el número uno por mucho.

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.