• Regístrate
Estás leyendo: El gran Cuauhtémoc Blanco
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 20:03 Hoy

El Minuto 90

El gran Cuauhtémoc Blanco

Willie González

Publicidad
Publicidad

Indudablemente ya no habrá jugadores en el futbol mexicano como Cuauhtémoc Blanco. Es un hecho que este jugador mexicano tuvo el talento en su sangre desde que nació, desde que estaba en el vientre de su madre, ahí en su genética el talento, la creatividad, la inteligencia, la velocidad mental, una capacidad extraordinaria para jugar al futbol fuera de proporción, fuera del nivel del futbolista mexicano, algo grande, algo divino, algo extraordinario.

Ese fue Cuauhtémoc Blanco, un jugador distinto, alegre, pícaro, talentoso, emprendedor, vivo y muy carismático.

Algunos lo llamaron naco, corriente, chafo, yo no, a mí siempre me gustó su forma de jugar, de pegarle con la derecha, con la izquierda, de cobrar los tiros libres, dar un pase para gol, siempre me gustó su forma de pensar más rápido que los demás. Un fenómeno. Lo extraño y lo extrañaré porque es de esos jugadores que México no tendrá en muchos años, un garbanzo de libra.

El gran Cuauhtémoc Blanco se despidió… Cómo lo extraño, cómo extraño al maravilloso y único indiscutido Cuauhtémoc Blanco.

El futbol mexicano ya no es lo mismo sin él, lamento decirlo pero hoy en día no existe ningún jugador que tenga su capacidad, ninguno, ni su liderazgo.

Tal vez se llegue a acercar un poco, pero muy poco, Herrera, del Porto de Portugal, fuera de ahí no veo a nadie que le llegue ni a los talones a Cuauhtémoc Blanco.

Se retiró el más grande futbolista mexicano que yo haya visto en mi vida, el extraordinario líder y el dueño del talento, se nos va. Una lástima porque deja un hueco enorme para todo el futbol mexicano.

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.