• Regístrate
Estás leyendo: Los vaqueros del infierno
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 10:57 Hoy

El nuevo orden

Los vaqueros del infierno

Wenceslao Bruciaga

Publicidad
Publicidad

“Aquí estamos, alcanza tu arma, así que escucha bien, amigo: verás, andamos lento aquí abajo y vamos apuntando hacia ti…”, canta el sabroso de Phil Anselmo en Cowboys from hell, homónimo de lo que para mí es el mejor disco de Pantera.

Lo siento si otra vez estoy haciéndole al Nikki Six en malacopa fastidiosa, pero de momento es la única granada al alcance con la que dinamitar las contradicciones en las que hemos caído: gays que aplaudieron la supuesta apertura del papa Francisco, que no conciben la adopción homoparental sin la fe de bautismo, que incitan a la revuelta cuando sus hijos no son aceptados en instituciones católicas cuyas colegiaturas incluyen el paquete completo con primera comunión, preocupados por la posible pérdida del estado laico mexicano. Me di un atascón de lo mejor de la banda texana, incluyendo el Vulgar display of power desde luego, después de leer a mucho gay parloteando sobre laicidad, preguntándome si tendrían un póster de Mayhem en la cabecera de su cama avalando su desconcierto mientras se comen las uñas esperando el apocalipsis del arcoíris que podría ser desatado, entre otros, por Hugo Eric Flores, presidente del Partido Encuentro Social, quien en una reciente entrevista para El País declaró cosas como que “el matrimonio igualitario se ha convertido en una moda. Si alguien en su vida quiere ejercer su sexualidad de la manera que quiera está muy bien, es un derecho, pero trasladarlo a la esfera pública atenta contra la vida” o que “hay un líder con una gran sabiduría, que es Andrés Manuel López Obrador, que propone que llevemos estos temas a consulta y yo estoy de acuerdo” respecto al matrimonio igualitario, haciendo piruetas fallidas al emparentar la minoría religiosa con la sexual, apelando a la discriminación, haciéndose wey frente a la etiqueta conservadora.

Sin embargo, vuelvo a las respuestas de Eric Flores, me detengo, las disecciono como una rana en la clase de biología, después repaso el nerviosismo de muchos homosexuales sobre la fragilidad de las familias diversas en caso de que el PES aumente su figura parlamentaria, “50 diputados, cinco senadores, un gobernador y 100 alcaldías” según la entrevista de El País hecha por Jacobo García. Entiendo que hubo un acercamiento entre la Coalición LGBTTTI+ con miembros del PES. Aun así brotan las coincidencias: ambas facciones hablan de minorías y abrazan los valores de la familia tradicional con la única diferencia de que una pareja está conformada por personas del mismo sexo. Un sofisma estancado en la trampa que el mismo activismo fabricó cuando redujo moralmente los derechos LGBTTTI+ al matrimonio, la familia o la discriminación a secas, arrinconándonos. La alianza PRD-PAN es igual de problemática, ¿realmente les importamos o nos ven como cálculo electoral?

Por cierto y por favor,absténganse de restregarme en la jeta que el matrimonio igualitario no me obliga a casarme y que no afecta el estatus de los homosexuales, y que si el IMSS y el Infonavit y la credencial del Costco y cualquier beneficio porque solo fortalece la dependencia al bienestar mediante una institución muy medieval para mí. Tan solo Ophelia Pastrana, abiertamente trans, me cuenta que en 30 estados de México no reconocen a las personas trans y ni quiero mencionar otros tópicos que también impactan en los homosexuales para no andar incentivando ideas catastróficas.

“Lo hecho hecho está, hemos ganado y no te estoy contando ningún cuento de niños, en pleno día somos tu destino, somos los vaqueros del infierno”, bufa encabronadamente la masculina voz de Anselmo en Pantera y creo que es el verso que se merecen las beatas posturas del presidente del PES. Me encanta Pantera, su ingenio para retomar las metáforas satánicas y aplicarlas a letras inteligentes que cuestionan el pentagrama de lo que llamamos sociedad, ésa que procura el único rasero de igualdad. Quizás por eso hacernos de derechos depende de qué tanto nos adaptemos a los esquemas hetero y estemos dispuestos a suprimir nuestra propia diversidad.

Twitter: @distorsiongay

stereowences@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.