• Regístrate
Estás leyendo: Perú y la corrupción política
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 02:19 Hoy

Perú y la corrupción política

Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas todo parecía indicar que el Congreso de la República de Perú iba a votar a favor de la remoción del cargo de Pedro Pablo Kuczynski, actual presidente de dicho país, mismo que está acusado de haber recibido dinero de forma ilegal de la empresa brasileña Odebrecht, a cambio de futuros contratos de obra pública.

La salida de Kuczynski era casi evidente porque su partido a duras penas tenía el 13.8% de los escaños del Congreso y en cambio Fuerza Popular que es afín al ex presidente Alberto Fujimori controlaba el 54.6% de las curules.

Por lo que bastaba que sumaran algunos parlamentarios de otras bancadas para lograr el 66% que exige la constitución, para remover al presidente.

Pero cuando parecía que la remoción se iba a concretar, algunas de las bancadas incluidas la de Fuerza Popular comenzaron a votar dividido o a abstenerse, al grado que no se logró el porcentaje exigido por la constitución. En este punto pocos se explicaban la actitud de los congresistas que se habían abstenido de votar, incluido Kenji Fujimori, hijo del expresidente el mismo apellido. Pero todo tendría sentido el 24 de diciembre cuando Pedro Pablo Kuczynski, concedió un indulto humanitario a Alberto Fujimori. Esto desató una tormenta política sin precedentes en Perú, porque quedó claro que el presidente intercambió el indulto que venía pidiendo desde hace más de 10 años Fuerza Popular, a cambio de conservar su puesto.

Es decir, utilizó su cargo para fines privados, en una muestra descarada de oportunismo político.

El gran problema es que la acción del presidente deja un vacío de poder tremendo en Perú, porque ahora tiene un presidente impopular, que no tiene apoyo del Congreso y que, por ende, no tiene margen de maniobra, pero cuyo mandato concluirá hasta 2021, por lo que se vislumbran al menos tres años de inmovilidad política o nuevos escándalos que propicien su salida adelantada.

El caso es que hoy Perú vive una de sus peores crisis políticas, ya que casi todas las fuerzas políticas, quizá con excepción del Frente Amplio, se han visto manchadas por los sobornos de Odebrecht y otros casos de corrupción. Lo cual abre la puerta a una posible renovación de la clase política en las elecciones generales de 2021, que se antojan desde ya, sumamente competidas.


victorsanval@gmail.com /@victorsanval

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.