• Regístrate
Estás leyendo: Se fue la Policía Militar, ¿y ahora?
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 00:31 Hoy

Sin código

Se fue la Policía Militar, ¿y ahora?

Víctor Hugo Durán

Publicidad
Publicidad

Vaya arranque del 2016 para Tamaulipas. Todo estaba perfilado para que en estos días los rostros que hace un mes y medio se destaparon por la gubernatura le metieran turbo a su promoción y estuvieran realizando más actividades en las ciudades importantes, cuando en los primeros días vino el repliegue de los elementos de la Policía Militar.

Sin decir siquiera “ahí nos vemos”, fue de buenas a primeras cuando se supo que el personal ya no estaba. Las fuentes oficiales encargadas de la seguridad pública confirmaron el hecho y de alguna manera se andan reagrupando para garantizar esa vigilancia en sectores conflictivos como en zonas comerciales y avenidas, labor a la cual se estaban enfocando.

Lo anterior, representa un esquema distinto de vigilancia, un auténtico handicap al cual ninguna de las autoridades, sea estatal o municipal estaba preparado, al menos contar con un plan B, poniendo también en seria alerta a la ciudadanía, quien termina pagando las consecuencias..

¿Qué funciones hacía la Policía Militar? Los 2 mil 790 elementos enviados por la Secretaría de la Defensa Nacional a las ciudades más importantes del estado, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa, Ciudad Victoria y la Zona conurbada, se encargaban de la labor de las corporaciones municipales que desaparecieron.

Combatían los delitos del fuero federal, al igual que tenían órdenes de atender los comunes, sea un asalto a una casa, un transeúnte, un vehículo, alguna incidencia en un domicilio o negocio, participando en operativos viales y hasta llegaron a ser agentes de tránsito improvisados.

Ahora, con este déficit, el estado se complica la operación de la vigilancia. Se cuenta con otras corporaciones apoyando a la Policía Estatal o “Fuerza Tamaulipas”, como la Policía Federal, la Gendarmería y la Secretaría de Marina, pero resulta insuficiente para tantas situaciones de riesgo que existe en la calle.

Por lo pronto, se entra al último año de administración en el Gobierno de Tamaulipas y el proceso de lograr los 6 mil efectivos policiacos se ve lejos. Va lento, es la realidad, y lo único que se dice es que para septiembre, final del sexenio, se cuente “con la mayor cantidad posible”, pero sin especificar una meta clara.

Ojo, puede que sea consuelo las cifras que el martes dijo el Presidente Enrique Peña Nieto, donde en tres años han bajado los homicidios y los robos, pero eso ya es pasado. El presente se llama ¿cómo la harán para cubrir la salida de la Policía Militar?

De por sí la cama es muy grande y le hacen recortes a la cobija.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.