• Regístrate
Estás leyendo: El politizado deporte nacional
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 01:00 Hoy

Sin código

El politizado deporte nacional

Víctor Hugo Durán

Publicidad
Publicidad

En plenos Juegos Olímpicos que se desarrollan en Río, la carencia de medallas para la delegación de México ha dado paso a hablar más del trabajo que han hecho las autoridades deportivas que evaluar el desempeño de los atletas en sus respectivas disciplinas, algunos considerados como serios contendientes al podio.

Las cuestiones extracancha como la aparición de la novia del titular de la Conade Alfredo Castillo en la ceremonia de inauguración, los reclamos que muchos competidores a su gestión y el poco apoyo que se les otorgó en el fogueo previo para la importante justa se han viralizado en redes sociales, siendo el comentario habitual de las últimas semanas.

Si a esto le agregamos que presidentes de federaciones se han convertido en caciques, haciendo su mina de oro sin importar el desarrollo de sus disciplinas en todo el país, y con ello contar con mejor talento para competencias internacionales, no hay más evidencias de que los triunfos por algo no llegan.

La realidad y un punto que siempre se ha expuesto es que el sistema actual político, educativo y social, marginan las actividades físicas de ser prioridad. Otra dificultad pasa cuando los entrenadores encuentran esos talentos que surgen de las colonias, pero que llegan a los campos o gimnasios como caídos del cielo y no por un programa de detección.

Se le va puliendo y con el apoyo de los padres viajan a competencias nacionales, ganan y solo así es cuando la autoridad municipal o estatal los ve y otorgan estímulos, pero paupérrimos. Pero ojo, si no simpatizas con el partido que manda le debes buscar por otro lado. Ya en altas esferas es peor, con directivos que piensan más en llenarse los bolsillos.

Otro dato, hablando de política, antes de la alternancia, México logró con gobiernos del PRI una sola medalla en Seúl 88, Barcelona 92 y Atlanta 96, y para allá va Río 2016. Gracias al proyecto CIMA donde se involucró a la iniciativa privada, la cosecha aumentó, 6 presas en Sidney 2000, 4 en Atenas 2004 y Beijing 2008, y la mejor, hace cuatro años en Londres con 7.

Hoy, de vuelta el sistema priista en el poder, el Gobierno quiso controlar todo el deporte, CIMA desapareció y se vive del presupuesto, recortado cada 3 o seis meses… y sí, el deporte es el más perjudicado, pero a los políticos qué carajos les importa.

Hoy le doy mucha razón a Héctor Rivera, compañero reportero con quien muchas veces platicamos de este tema y cuya frase tiene más fuerza en estos días. “Así son las cosas Víctor, ten presente que para ellos la política es su deporte favorito”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.